GANADORES.  PERDEDORES

¿Qué ocurrió en el HUILA, el día de elecciones territoriales?  Hubo 509.647  votos (64.79%) de los 784.188 habilitados. En la ciudad de Neiva hubo 158.067 votos (62.77%) de los habilitados. ¿Cómo se repartieron los votos y los cargos? ¿Hubo sorpresas en los resultados. ¿Cómo se manifestó el abstencionismo?

En los 37 municipios del departamento del HUILA se desarrollaron los comicios electorales para elegir Gobernador, Alcaldes, Diputados y Concejales. Los resultados evidencian una reagrupación, con cambio de rostros, de discursos. El abstencionismo cedió espacios y la suma de sufragios que cubre el 64.99% es un canto a la libertad, un signo de seguridad, un testimonio de convivencia.

¿Qué demuestran los resultados? 

Ha cambiado la composición de las fuerzas políticas y su asentamiento geográfico, subregional y municipal. Por supuesto, se predican cambios, pero, nada cambia. Se mantiene el “statu quo”. “Palabras, palabras, palabras”. Solo hay cambios de personas, de tonos, de actitudes. Participaron 13 partidos, movimientos que acogían los candidatos. Partido más votado en el departamento: Partido Liberal: 104.970.

Es necesario y urgente que los administradores territoriales interactúen con el Gobierno y las entidades nacionales con el fin de programar y realizar obras o desarrollos de alguna significación y hasta cambios de políticas, de estructuras, de enfoques.  De lo contrario, nada fundamental.  ¿Quizá algunos proyectos nuevos y novedosos?  ¿Qué inversiones se pretenden? ¿Qué propuestas se conocen?

Partidos  tradicionales

En el Huila, todavía se milita en los Partidos Conservador y Liberal. Los huilenses han sido relativamente disciplinados aunque no han faltado prolongadas divisiones personalistas, con acentos grupistas. Últimamente, no hay jefes nacionales que impongan la disciplina partidista, que convoquen y dominen la escena, que encausen las voluntades personalistas.

Con el paso de los tiempos, la situación electoral ha cambiado. Decisiones de la dirección máxima de los Partidos han ocasionado fracturas irreparables en el corto plazo como ocurrió con la injusta determinación del Directorio Nacional Conservador que afectó a Esperanza Andrade Serrano, aspirante legítima a la Gobernación del Huila. Posiblemente, otro caso es el sucedido a Julio Enrique Ortiz Cuenca en el Partido Liberal.

En los partidos tradicionales se observa apatía, notoria pérdida colectiva de interés y merma de fuerzas anímicas, ausencia de convicciones; indisciplina, ante la indiscutible falta de autoridad y de convocatoria de sus jefes; fatiga de subordinación, logros de independencia conductual, sublimación de la autonomía individual, aburrimiento, falta de motivación; no obstante, ese comportamiento manifiesto se puede  considerar un significativo avance cultural y político.

Los nuevos partidos, movimientos, o agrupaciones son frutos de divisiones, desmembración, escisión de las colectividades añejas. Los cambios de nombre sirven para resucitar, o reencontrar caminos, rumbos, nuevas expectativas, quijotescas ilusiones.

Participaron los movimientos disidentes, de varios años, y los nuevos grupos, alianzas y combinaciones, que se manifestaron libremente, con la conocida estrategia de los “acuerdos programáticos” y no “acuerdos burocráticos”. Se acordaron alianzas electorales, poco programáticas, coyunturales, en búsqueda de nuevas oportunidades para la unión, o concierto de fuerzas y tendencias.

VICTORIA DE LA UNIDAD NACIONAL

Sin embargo, como en todo el país, en el Huila ganó el Presidente de la República porque ganó la Unidad Nacional de Partidos que respalda al Gobierno del Presidente Santos.  Hubo un estruendoso fracaso nacional y regional de los Partidos de la Oposición: Centro Democrático, el Polo Democrático, el Conservatismo directorista.  En regiones y municipios hubo derroche pecaminoso de dineros que corrompieron campañas.

¿Quiénes ganaron? ¿Quiénes perdieron los principales cargos?

GOBERNADOR DEL HUILA:

CARLOS JULIO GONZALEZ VILLA, el máximo ganador político, administrativo, con aval del Partido Cambio Radical. Fue elegido con amplia mayoría. De manera coloquial, triunfó una diversidad de filiaciones políticas, en especial, los liberales; que para estos efectos se separaron de la Jefatura Liberal del Senador Rodrigo Villalba Mosquera y de la Dirección Nacional Liberal, quienes impulsaron con su respaldo activo al Candidato Conservador, ex Senador CARLOS RAMIRO CHAVARRO CUELLAR (Movimiento de Integración Conservadora), avalado por el Directorio Nacional Conservador.

ALCALDE DE NEIVA;

RODRIGO ARMANDO LARA SÁNCHEZ, con Aval de los Verdes, y el respaldo de fervorosos adherentes de diversos partidos logró una trascendental victoria que le permitirá encausar sus sueños de servir a su ciudad y la de su padre, el ex Ministro vilmente sacrificado. En la ciudadanía neivana hay alegría, satisfacción espontánea por la victoria del médico Rodrigo.

HARTAZGO   PARTIDISTA

Las elecciones tanto del Gobernador del Huila como del Alcalde de Neiva, fueron expresiones político-electorales generadas por el hartazgo partidista personal y colectivo, frente a los Partidos tradicionales, por apatía patológica como resistencia a decisiones forzosas, a los imperativos de jefaturas con favorecimientos excluyentes, a candidaturas inamovibles.

Los triunfos electorales de los aludidos mandatarios son los resultados de la sumatoria de electores liberales, que acampan en las nuevas toldas de Cambio Radical y de Opción Verde, más centenares de conservadores e independientes, de personas sin partido, en proceso de adhesión, o que se alejaron, o se están distanciando, que ya resolvieron matricularse en nuevas organizaciones políticas aunque no tengan la claridad y solidez en esa participación.

MANDATARIOS INDEPENDIENTES

Debo destacar que tanto Carlos Julio González  (Gobernador) como Rodrigo Lara  (Alcalde) son profesionales con liderazgo nato; carismáticos, inteligentes y disciplinados; dirigentes con empatía popular y virtuosos gestores en el servicio social. Cada uno llega a sus dignidades sin ataduras, sin obligaciones burocráticas; ojalá, sin imperativos antiéticos, sin exigencias perturbadoras.

En verdad, ellos superaron los obstáculos del monopolio político, las fuerzas otrora dominantes, las jefaturas odiosas, antipáticas; ellos asumieron los riesgos de trabajar sin los apoyos e intervenciones ilegales de la maquinaria oficial tanto del Gobernador del departamento y sus colaboradores, ni del Alcalde de Neiva y su equipo; desafiaron el poder de recursos económicos oficiales, de la contratación amañada sin escrúpulos. Fueron candidatos con autonomía de vuelo. Por ello, podrán armar los cuadros con mayor autonomía, con margen de operación y movimientos razonables.

LA SITUACIÓN  CONSERVADORA

Los conservadores perdieron en lo departamental y en los niveles municipales. El Partido Conservador muestra estado anímico crítico, padece debilidad en sus Jefaturas y acusa postración en sus cuadros de dirección y coordinación.

Carlos Ramiro Chávarro, Candidato a la Gobernación, con Aval Conservador, fue derrotado en Coalición de Conservadores con las líneas oficiales del Partido Liberal, del Partido de la U, el Movimiento de Integración Conservadora y algunos independientes. Parecía que los resultados últimos pudieran favorecerlo ya que traía trabajo político reciente e intenso, en el Congreso de la República.

Algo para destacar: se dio el honroso y generoso (costoso) cumplimiento de un compromiso del liberalismo oficialista (Senador Rodrigo Villalba) con los conservadores. El fanatismo partidario se la cobró muy caro al apreciado Rodrigo.

Esperanza Andrade Serrano de Osso fue obligada a solicitar un aval de origen extraño a su formación y ejemplar trayectoria de servicios a su Partido. Los votos que obtuvo son una depurada  muestra, labrada respuesta a su capacidad de lucha. En juego largo…

EL  CENTRO  DEMOCRÁTICO

El Partido Centro Democrático del ex Presidente y Senador Alvaro Uribe Vélez tuvo unos resultados sorprendentemente bajos, empezando por la poca acogida que tuvo su calificado Candidato a la Gobernación, Rigoberto Ciceri Arriguí, profesional de experiencia en el servicio a la población rural, a los cafeteros de departamento durante muchos años.

Este acreditado dirigente gremial fue víctima del rabioso egocentrismo de la Jefatura de su partido. Los votos son intransferibles. Aunque consideramos que por el fanatismo y las cifras obtenidas en las últimas elecciones de Congreso y las Presidenciales cuando el Centro Democrático arrasó en el Huila, facilitaba pronosticar que con la votación silenciosa de los devotos fervientes del ex Presidente sus candidatos podrían arrollar, u ofrecer unas significativas victorias municipales y departamentales. Pero, los resultados fueron pobres, de manera inexplicable, reducidos.

Candidatos improvisados, escogidos con rigor pretoriano, pero, sin rendimientos electorales. Solamente, en un municipio, San José de Isnos, ganó la Alcaldía el Centro Democrático. De resto, en alianzas obtuvo participación en Acevedo y Suaza.

La izquierda del Polo, se agotó, no obstante, su labor proselitista, su tratamiento populista contestatario permanente. Esa fuerza que ayer trinaba, hoy ha enmudecido.

SANSON Y  SUS  FILISTEOS.  LA RUEDA DE CHICAGO.

En el Huila como en un parque infantil, ocurrió el movimiento de: “la rueda de chicago” ya que quienes hoy están arriba, mañana estarán abajo y el mundo sigue girando, todo sigue su marcha.  Por primera vez, al menos que se recuerde, el triunfador de innúmeras faenas electorales, que una sola vez ha perdido una elección personal, o en que se empeñase, el senador Rodrigo Villalba Mosquera, en esta oportunidad corrió la suerte de Sansón con todos sus filisteos. Cayó su poderosa casa imperial política-administrativa.  Políticamente, cedieron posiciones otras expresiones de real influencia, de resultados recientes dominantes.

Fueron indiscutibles y notables perdedores directos: El Partido Liberal: Gobernación y Alcaldía de Neiva; Partido Conservador: Gobernación y Alcaldía de Neiva; Partido de la U.: Gobernación y Alcaldía de Neiva; Centro Democrático: Gobernación y Alcaldía de Neiva, para la cual escogió candidato en una extraña alianza.

En apoyo y promoción de algunas candidaturas, hubo dinero “a chorros”, en cantidades abundantes; en otras campañas, no solo austeridad sino pobreza absoluta. Los aspirantes a los diferentes cargos debieran reflexionar y evitar su participación como candidatos sin recursos, sin dinero. Debieran evitar concursar en los desequilibrios, auspiciando las prácticas de la corrupción premeditada.

¡¡¡OH!!!  DEMOCRACIA, BENDITA SEAS.

No es la única muestra de la trascendencia de la fraternidad ejemplarizante y afortunada. En el mundo de la política como en muchas otras actividades, los hermanos, los hijos, de manera ascendente, o descendente, colateral, o consanguínea se dan innumerables casos de concentración de dignidades en las familias. Son las heredades monárquicas, o de los primitivos aborígenes.  Padres e hijos, hermanos, primos, cónyuges, parejas o compañeros y compañeras, son elegidos, o designados a cargos o dignidades  especiales,  que asumen la dirección de un partido, o movimiento.

Por tanto, no resulta extraño el caso del Huila donde un par de jóvenes hermanos han logrado colocarse y oficiar como jefes, representantes de unos nuevos Partidos, en el fondo ambos Liberales. Hoy como ayer repetirán sus representaciones o jefaturas. Son los destacados hermanos González Villa, con sus calidades, virtudes y deficiencias. Nos consta que son producto de los esfuerzos paternales, familiares, de sus inteligencias y capacidades. Las señales en el horizonte político son de prolongados  y luminosos recorridos.