Aunque la semana pasada se cancelaron 71.472 cédulas por posible trasteo de votos, el organismo electoral decidió cancelar la resolución que así lo disponía.

Emiliano Rivera, Presidente del CNE, dijo que los ciudadanos pueden votar en el sitio en que se inscribieron a pesar de haber recibido el mensaje de texto con la anulación.

Y es que hubo un error en el sistema que anuló la cédula cuando la gente pasó a inscribirse en otra localidad, especialmente en la capital del país. “Siendo el Distrito Capital un caso especial, se encontró que se le había dado tratamiento a las distintas localidades como municipios por separado. A partir de la definición legal de trashumancia, no puede haber trashumancia entre localidades”, explicó el funcionario.

De otro lado, se mantuvo en firme la anulación más de 1’100.000 cédulas, esta medida si está justificada en el cruce de las bases de datos.

De acuerdo a Emiliano Rivera, se hizo el cruce con la base de datos del Sisben y se comprobó que muchos ciudadanos querían incurrir en la trashumancia electoral.

“Hay gente que le pagan por inscribir la cédula y luego le pagan por ir a votar, a esa gente se le canceló la inscripción de cédula”, aseguró.