Al jefe de Ministerio Publico le faltaban solo 4 meses para concluir su periodo. Hoy la sala plena del consejo de Estado con 14 votos a favor y seis en contra resolvió la demanda contra la reelección de Ordoñez por parte de la magistrada ponente Roció Araujo y lo apartó del cargo luego de tres años y medio de demora para hacerlo

.Los 14 votos que se necesitaban para tomar una decisión de fondo se lograron en la única votación que hubo en el proceso, y es que desde marzo cuando fue presentada por primera vez la ponencia dela magistrada los impedimentos y recusaciones, además de algunas modificaciones de la ponencia impidieron que los consejeros de Estado pudieran votar.

El consejo de estado consideró que la reelección del Procurador había sido irregular por dos aspectos fundamentales. El primero porque la designación de Ordóñez como candidato de la Corte Suprema se llevó a cabo con la participación de los magistrados Jorge Mauricio Burgos, Javier Zapata y Ruth Marina Díaz, quienes habían presentado impedimentos por tener familiares trabajando en la Procuraduría, sin embargo, los impedimentos les fueron negados y tuvieron que estar presentes en la votación a pesar del conflicto de intereses.

El segundo argumento de la ponencia señalaba que la votación en el Senado, donde finalmente resultó reelegido Ordóñez, no debía haberse realizado pues María Mercedes López una de las personas en la terna, había renunciado a su postulación, lo que quería decir que el senado votó con una terna de dos.

El máximo tribunal de lo contencioso administrativo determinó que la figura de la reelección del Procurador General no existe ni en la Constitución Política de 1991 ni en la ley hecho por el cual Ordóñez Maldonado no podía ser postulado ni elegido para ocupar el cargo para un segundo período consecutivo.

Éste fue el argumento clave para considerar que la elección de Ordóñez Maldonado por parte del Senado el 27 de noviembre de 2012 para asumir el cargo por segundo periodo consecutivo fue a todas luces ilegal puesto que esto no se podía avalar por parte del Congreso de la República.

Igualmente se determinó que existió una falla en su postulación como candidato por parte de la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia puesto que no se aceptó el impedimento presentado por tres magistrados que argumentaron que existía un conflicto de intereses ya que tenían familiares cercanos trabajando en la Procuraduría General.