Ultimas Noticias Visita del Papa Francisco

A pesar del cansancio el Papa se lució

Escrito por Politika 2

No importo el viaje de 12 horas, El Papa Francisco con la humildad que lo caracteriza disfrutó y recibió con gozo todas las manifestaciones  de cariño especialmente de jóvenes y niños que lo esperaban en el Aeropuerto, y todos los feligreses que se apostaron  a lo largo de la calle 26 de la capital de la república, igualmente a los que lo recibieron a la entrada de la nunciatura.

y su mensaje allí fue claro y contundente:

“Gracias por la valentía, gracias por el coraje, no se dejen robar la alegría”

Saliéndose de los protocolos como siempre, el Papa Francisco dio su primer mensaje a los jóvenes colombianos, reunidos en la Nunciatura Apostólica después de un recorrido de 15 kilómetros desde el aeropuerto de CATAM de la Capital Colombiana.

En su primer pronunciamiento en territorio colombiano el Papa Francisco se dirigió a los ciudadanos con palabras de agradecimiento por la efusividad con que fue recibido en el país.

Tras llegar a la Nunciatura Apostólica, Francisco agradeció al pueblo colombiano y le pidió seguir siempre adelante.

El Papa se dirigió especialmente a los niños y jóvenes de Colombia, a quienes agradeció “por la alegría que tienen”.

‘No pierdan la esperanza’

“Se levantan, son héroes y van adelante, sigan adelante así, no se dejan vencer, no se dejen engañar, no pierdan la alegría, no pierdan la esperanza, no pierdan la sonrisa, sigan adelante”, dijo tras darles la bendición a quienes lo esperaban allí y rezar el Avemaría.

Francisco departió con jóvenes rehabilitados a través de la Fundación del padre Javier de Nicoló. Ellos le obsequiaron una ruana, un velón y un vitral y él les reiteró: “Gracias por la valentía, gracias por el coraje, no se dejen robar la alegría, no se dejen robar la esperanza”.

Tras esto, el Papa ingresó a la capilla, donde se reunió con personal de la Nunciatura y le ofreció flores a la Virgen y gratitud por la bonanza del viaje. Allí lo esperaba una cena privada, antes de su descanso. El firmamento estaba azul, el día fue soleado. Había la sensación de que Bogotá no era la misma con el Santo Padre en la ciudad. Francisco acababa de dar su “primer paso” en Colombia.

Frente a la Nunciatura Apostólica Francisco recibió un homenaje que le tenían preparado los niños del Idiprón, a quienes el sumo pontífice les pidió “no dejarse robar la alegría”.

Era un grupo de jóvenes de IDIPRON el que lo esperaba a la llegada a la Nunciatura Apostólica, jóvenes que ha salido de las drogas y de vivir en las calles gracias al gran trabajo del ya desaparecido padre Javier de Nicoló.

Lo recibieron con canciones colombianas y de jóvenes, lo invitaron a sumarse a su parche y él con la sencillez que le caracteriza como humano, aceptó hacerlo y humildemente recibió algunos regalos que le tenían como una ruana de color blanco, con los símbolos del Vaticano, un velón con la imagen de la Virgen de Chiquinquirá y un vitral en donde se mostraba a un Cristo vivo como el que él ha predicado siempre en su carrera religiosa y más ahora como jefe de la Iglesia Católica.

Pidió dejaran a las jóvenes seguir cantando unas horas más y muy amable les pidió que luego lo dejaran descansar para poder continuar con su agenda de esta visita a Colombia.

Pero el mensaje fue profundo, les pidió que no se dejaran robar la fe, la esperanza y la sonrisa, les dijo que no se dejaran engañar, que no se dejaran vencer y que siguieran adelante con esa fe y esperanza que es de verdaderos héroes que al final da como resultado la verdadera paz sin odios y unión entre todos.

Acerca del Autor

Politika 2

Deje un Comentario