El desmayo de hoy en Floridablanca, Santander, mientras daba un discurso es un fuerte llamado de alerta al dirigente político. Su organismo reaccionó ante el exceso de carga laboral, eso dice el parte médico de la clínica Ardila Lulle de Bucaramanga. “El señor vicepresidente Germán Vargas Lleras ingresó a la clínica Carlos Ardila Lulle luego de presentar un cuadro convulsivo asociado a una lesión estructural cerebral antigua y benigna, acentuada por su excesiva carga laboral de los últimos días, en especial hoy”, afirmó

Y es que el estrés en el que mantiene German Vargas  es excesivo, no descansa lo suficiente y el cuadro se acentúa porque es fumador y de vez en cuando como cualquier persona se echa sus whiskies.

A pesar del hermetismo de familiares y médicos, han trascendido versiones que indican que no es la primera vez que la carga laboral afecta al Vicepresidente. Al parecer había sufrido una semiparalisis facial, y aunque esta versión no ha sido confirmada oficialmente, al Vice se le alcanzaba a notar cuando hablaba. Se creería que Vargas lleras no le puso la atención adecuada  y continuó con su maratónica  agenda por gran parte del territorio nacional.

El Vicepresidente continuará hospitalizado en observación por 24 horas  por prevención. Su estado es estable, y la recomendación es que se tome un periodo de descanso y que la “coja suave”. Así  lo expresaron hoy muchos dirigentes de varios partidos, mientras simpatizantes dijeron que lo necesitan sano y salvo para que aspire sin problemas a la Presidencia de Colombia.

Amanecerá y veremos si el Vicepresidente atiende las recomendaciones médicas…

Desde Politika le enviamos nuestros deseos de recuperación…y también nuestro mensaje: Dr. German “Cójala suave, cójala suave”.