Luego de la firma del nuevo Acuerdo de Paz, el Presidente Juan Manuel Santos envió un mensaje al Senado de la República en el que señala que las partes acordaron que sea el Congreso el que lleve a cabo el proceso de refrendación, como órgano de representación democrática por excelencia.

El Gobierno radicó el jueves -24 de noviembre- en el Congreso de la República el texto del nuevo Acuerdo de Paz con las Farc firmado hoy por el Presidente Juan Manuel Santos y el jefe del grupo guerrillero, Rodrigo Londoño Echeverri.

El texto fue entregado para la refrendación a la 1:00 pm por el Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, acompañado por una carta del Jefe del Estado al Presidente de la Senado de la República, Mauricio Lizcano.

En el mensaje, el Jefe del Estado señala que el nuevo Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera “es el fruto de un proceso amplio y democrático en el que se escucharon y atendieron las diversas opiniones de todos los sectores de la sociedad civil que promovieron el Sí y el No en plebiscito del pasado 2 de octubre’.

El Mandatario explica que las partes acordaron ‘que sea el Congreso de la República, como órgano de representación democrática por excelencia, quien adelante el proceso de refrendación del mismo”.

El Presidente advierte que “la pronta implementación de los acuerdos es fundamental para impedir el desmoronamiento del cese al fuego y la pérdida de más vidas’.

‘Esperamos que sea el inicio de un nuevo capítulo para Colombia en el que con el compromiso de todos los ciudadanos y las instituciones públicas, se empiece a construir el camino para una paz estable y duradera’, expresa.

“Por lo anterior, solicito a los honorables senadores que lleven a cabo las sesiones necesarias para que se discuta el Acuerdo y se tome una decisión en relación con la citada refrendación’, señala el Presidente de la República.

¿Por qué la refrendación en el Congreso de la República?

Luego de firmar el nuevo Acuerdo de Paz con las Farc, el presidente Juan Manuel Santos hizo entrega del documento a los presidentes del Senado de la República, Mauricio Lizcano, y de la Cámara de Representantes, Miguel Ángel Pinto, para que estos procedan a dar inicio a los debates que permitirían su implementación. Para cumplir con este proceso, el Congreso de la República deberá darle trámite en un plazo no máximo de 1 año.

La Constitución de Colombia en su artículo 3 dice que “la soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público. El pueblo la ejerce en forma directa o por medio de sus representantes, en los términos que la Constitución establece” Lo anterior sirve  como argumento de base para acudir a la vía legislativa,  quien representanta a sus votantes  y no a la refrendación por la vía del voto ciudadano.

Para comenzar esta labor, el Congreso de la República podría dar las discusiones que trae consigo la implementación del Acuerdo de Paz, haciendo uso del Fast Track, en el caso de que el fallo de la Corte Constitucional le de vìa libre. Haciendo uso de esta figura, se buscaría dar inicio a la vigencia del Acto Legislativo para la Paz. Para ello el número de debates que se darían, para efectos de la refrendación que debe darse con mensaje de urgencia, se verían reducidos a la mitad.  Normalmente un proyecto de esta naturaleza debe superar ocho debates, con el Fast Track estos se reducirían a cuatro: dos en la Cámara de Representantes y dos en el Senado de la República.

Junto a esto se tendrían que presentar una serie de proyectos de ley o de reforma a determinadas normas que de manera directa o indirecta ayudarían o reforzarían a la implementación de los Acuerdos de Paz.

Si la Corte Constitucional no avala la figura del Fast Track para la refrendación por la vía del Congreso de la República, las discusiones se darán en la forma normal en como este funciona, pero con mensaje de urgencia. Durante el tiempo en que se den las citaciones en tiempo extra se debatirán los proyectos de ley, mientras que los Actos Legislativos deberán esperar al período ordinario.

El primero de estos proyectos de ley es el de Amnistía, que permitiría dar parte de tranquilidad y seguridad jurídica a miembros de las Farc que abandonan las armas, seguida de las de Jurisdicción Especial para la Paz; Comisión de la Verdad; temas encaminados a mejorar la infraestructura en territorios que han sido ocupados por el grupo armado ilegal, etc.

Por el momento, entonces, se inicia la discusión y para esto el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, estudia la posibilidad de citar a los primeros debates y audiencias públicas que permitan escuchar no solo a los congresistas, sino además a la sociedad civil, antes de dar paso a la votación que permita refrendar los Acuerdos de Paz.