Entre las iniciativas que trabajarán en conjunto está el impulso al programa ‘Equipares’, con el objetivo de reducir la brecha laboral entre hombres y mujeres; Teletrabajo en cárceles; apoyo a pescadores vinculados a la economía solidaria, y la vinculación de más jóvenes a ’40 Mil Primeros Empleos’.

“La paz significará 80.000 empleos adicionales por cada punto adicional del PIB”: López Obregón

 

Barranquilla, 27 de julio de 2016. La Ministra de trabajo, Clara López Obregón, participó de un Consejo Ampliado de Gobierno del Departamento del Atlántico, con la presencia del gobernador, Eduardo Verano de la Rosa y su gabinete, donde se identificaron varias líneas de trabajo, que a partir de la fecha las dos partes emprenderán especialmente en temas relacionados con formalización laboral, trabajo digno y decente, equidad de género, y mayor empleabilidad para jóvenes, mujeres y población más vulnerable.

En específico, según dijo López Obregón, “hemos encontrado una serie de sinergias por parte del Ministerio y de la Gobernación para trabajar en conjunto y así obtener mayor impacto en los programas y mejores resultados en los objetivos esperados”.

Entre los proyectos identificados para iniciar en conjunto está lo relacionado con el teletrabajo en espacios como cárceles para ayudar en esquemas de rehabilitación; de igual forma, el Ministerio brindará apoyo a la estructuración de un aparato productivo para un programa de la Gobernación del Atlántico enmarcado dentro de la economía solidaria para pescadores de la región que hacen chicharrones con productos de mar.

En lo que respecta al tema de equidad de género, López Obregón resaltó la necesidad de impulsar en esta zona el programa ‘Equipares’, herramienta de empoderamiento de las mujeres dirigido a superar asimetrías y brechas que existen en el mercado laboral.

“Buscamos que las mujeres, tanto en empresas públicas como privadas, tengan acceso a cargos de dirección y de toma de decisiones; que haya igualdad en los salarios y demás condiciones laborales, pues recordemos que en Colombia, en muchos casos las mujeres ganan 20 por ciento que los hombres, y sobre todo luchamos por eliminar todo tipo de discriminación de género”, indicó López Obregón.

En materia de empleabilidad para jóvenes, el Atlántico es uno de los departamentos del país con una activa participación del programa del Ministerio de Trabajo, ‘40 Mil Primeros Empleos’, que apoya a que personal entre los 18 y 28 años de edad superen la barrera de un año de experiencia laboral en empresas del sector tanto público como privado.

Desde que se implementó el programa a mediados del año pasado y con corte al pasado 8 de julio, en esta área del país se han contratado a 592 jóvenes sin experiencia por medio de ‘40 Mil Primeros Empleos’, al que se han vinculado unas 150 compañías; para esta región se cuenta con recursos para este programa que suman cerca de 12 mil 600 millones de pesos, que permitirán atender aproximadamente a unos 1.720 jóvenes.

Al referirse al grave problema de la informalidad laboral, la Ministra destacó que pese a que el fenómeno no presenta en la actualidad una reducción importante, éste no avanza. Y agregó que todos los esfuerzos desde su cartera están encaminados a bajar esa cifra del 47 por ciento de informalidad que hay en Colombia, que en cifras concretas significa alrededor de la mitad de la fuerza laboral de todo el país (22 millones de colombianos), “Lo más preocupante aún que se concentra en los sectores más vulnerables, entre la población más pobres”, manifestó.

De otro lado, la Ministra de Trabajo, ante las preguntas de los periodistas en Barranquilla, se refirió a la forma como el Gobierno se está preparando para el posconflicto, los diferentes programas laborales y de capacitación para los reinsertados que se adelantarán sobre todo en los sectores rurales, y los beneficios que traerá la paz y la reconciliación para nuestro país.

La alta funcionaria afirmó que según algunos cálculos del Ministerio de Trabajo con base en una metodología de predicción del empleo suministrada por la OIT, “con la firma de la paz en La Habana y un resultado positivo en las urnas del plebiscito del mes de septiembre, vamos a tener 80.000 nuevos empleos de más por cada punto adicional del Producto Interno Bruto (PIB). Es decir, con la paz vamos a tener mayor crecimiento económico, mayor inversión, más y mejor empleo, por todo esto, tenemos el imperativo moral y ético de llamar la atención de los colombianos sobre lo que significa para el país poner fin al conflicto armado de más de cincuenta años”, concluyó.