Cartagena El Gobierno colombiano está ejecutando un plan para recuperar las vías del campo colombiano llamado “3G Rurales”, acompañado del programa de nuevas autopistas de Cuarta Generación será un generador crucial de empleo para los desmovilizados.

Para el plan ya se está gestionando un crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina – CAF,   por cerca de USD$1.300 millones de dólares para los próximos cuatro años, el cual busca recuperar y mejorar cerca del 70% de los 150.000 kilómetros de vías terciarias del país.Este plan ayudará a que los productores del campo e industriales puedan sacar de manera competitiva sus productos a las ciudades y a los mercados internacionales, dado que las vías terciarias se conectarán con las grandes autopistas que ya están en ejecución.

Este 27 de septiembre de 2016 comenzó a acelerar la  construcción y modernización de autopistas de Cuarta Generación, que conectará a las ciudades entre sí y con los puertos de exportación y zonas de frontera, con lo que el transporte de contenedores con los productos de exportación se abaratará.

“Estamos haciendo un despliegue de obras de 4G. Pero ¿cómo llevamos los productos a esas autopistas si de la zona rural no tenemos cómo sacarlos?. Este es uno de los grandes objetivos que debe tener el sector de la infraestructura en el posconflicto”, dijo el Ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas en diálogo conPOLITIKA.COM a su salida del Congreso.

El Instituto Nacional de Vías fue encargado de realizar estudios que determinen la altitud, pluviosidad y tipo de suelos de las regiones del país y elabore así una matriz que determine el tipo de vía más conveniente para cada zona, con tecnologías innovadoras y optimizando los recursos para poder hacer más kilómetros con la mayor durabilidad posible.

“Cada peso que no se va a destinar a la guerra se puede ir a las vías rurales. Cada peso que tenía que ponerse para los proyectiles de los fusiles, se puede ir a ponerle plata a las cunetas que hay que construir y a las transversales que hay que construir en cada una de las vías rurales de nuestros departamentos y muy especialmente en Antioquia