Economía Opinión

Fuerzas pendulares gravitan en el comportamiento de los precios del dólar y el petróleo

Escrito por Politika 2

 Por Henry Amorocho Moreno

  El comportamiento de la economía colombiana en el mes de enero de 2018, viene transitando por el vertebral camino del precio del petróleo y el comportamiento pendular del

precio del dólar. Razón por la cual expondremos en este escrito de manera breve, algunas de las más representativas variables de raigambre global y local, que han estado influyendo en el inusual comportamiento del precio del petróleo en el primer mes del presente año.

Los precios del dólar y el petróleo comenzaron a reflejar estrecha correlación pendular a principios de 2018; cuando el 4 de enero/18, después de 3 jornadas consecutivas, el precio de la divisa estadounidense perdió $100, con respecto al peso Colombiano; una posible razón fue que solo hasta dichas fechas el mercado bursátil comenzó a asimilar el alza del precio del petróleo.

Así mismo es preciso citar otros factores que a continuación relacionamos:

1) La incertidumbre que generó el hecho que el Senado estadounidense contemplara la posibilidad del cierre temporal de operaciones del gobierno federal, por la no autorización del gasto a mediados del mes de enero/18;

 2) La ola de frío que golpeó y sigue golpeando a buena parte de Europa y Estados Unidos, y que ha incidido de manera directa en la demanda de hidrocarburos;

3) La incertidumbre que a nivel global viene generando el particular manejo del Presidente Trump, en temas de Geopolítica y otros asuntos de Estado; que  rezagan el liderazgo de EE.UU, y le abren espacios a China y Rusia, sobre todo en el caso de este último, en los denominados recortes programados de producción de petróleo, acordados por la OPEP, en alianza con Arabia Saudita;

4) y finalmente, es prudente anotar, que la restauración económica de Europa, en particular las de Francia y Alemania; que han hecho perder valor al dólar frente a otras divisas, incluyendo en dicho paquete a nuestro peso Colombiano.

Entre el 5 y el 12 de enero/18, después de haber estado transitoriamente en $2.998, el dólar se posicionó en $2.865; y el 24 de enero/18 cerró a la baja, frente a la cotización del 23 de enero en $29,95, quedando en $2.820,16; la cotización más baja desde Mayo de 2015.

Por otra parte, el precio del petróleo propulsado por el anuncio que hicieron Rusia y  Arabia Saudita, en cuanto al hecho que la duración del recorte en la producción se extendería hasta finalizar 2018; coadyuvó al posicionamiento del precio del crudo por encima de los US$70 el 15 de enero/18; y al cierre de 24 de Enero/18, registró un precio de US$69,74; comportándose aún de esta manera el precio del hidrocarburo, dentro del rango de los precios más altos, que se han presentado desde Diciembre de 2014.

En suma, hemos podido inferir de acuerdo con el comportamiento estadístico, que el precio del dólar lleva casi 2 años y seis meses cotizándose entre $2.820 y $3.430, llegando a presentar un promedio cercano a los $3.000. Así mismo, es preciso citar que el comportamiento del precio del petróleo en 2018, va a generar mayores ingresos de dólares por concepto de exportaciones. Sin embargo, tendrá en el calendario electoral y la polarización política, situaciones que podrían generar aversión al riesgo, y que llevarían a una mayor volatilidad en el precio de la divisa.

Así las cosas, fundamentado en el análisis precedente, y en un crecimiento de la economía mundial cercano al  3.6%, establecemos que el precio del petróleo Brent a finales de 2018, se comportará entre US60 y US$65. De igual manera, el precio del dólar transitará entre $3.025 y $3.050, porque el crecimiento económico no va a pasar del 2.1%, debido a que Colombia, no tiene como diversificar sus fuentes de ingresos, por el panorama grisáceo que en materia de productividad aún atraviesan la industria y la agricultura Colombiana.

Finalmente, quiero reiterarles, que económicamente este va a ser un mejor año que el 2017; pero el calendario electoral y la incertidumbre de la implementación de un nuevo programa de gobierno; pasarán de suyo una negativa factura, con la impronta de un menor crecimiento económico que el esperado por las autoridades estatales.

Acerca del Autor

Politika 2

Deje un Comentario