El ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón, participó en la Plaza de Bolívar de esta ciudad de la “Firmatón por el empleo”, un compromiso con el campo colombiano, donde cerca de 500 campesinos de municipios de Boyacá y Cundinamarca se vincularon al proyecto Empleo Rural Temporal, administrado por el Servicio Público de Empleo y operado por la Federación Nacional de Departamentos.

Aquí, principalmente las Alcaldías y las Cajas de Compensación Familiar, de acuerdo a unos estudios previos, miran las posibilidades y necesidades de la población de estos departamentos. Nosotros estamos invirtiendo aquí 10 mil  millones de pesos y los alcaldes invierten 3 mil.  Trabajamos por 1.200 soluciones o alternativas de empleo para Cundinamarca y 1.000 en el caso de Boyacá”, afirmó el titular de la Cartera Laboral.

Agregó: “Estamos invirtiendo aquí en 45 proyectos, 23 para Cundinamarca y 22 para Boyacá y todo ello buscando alternativas para el trabajo en el campo. Lo más importante es que Boyacá, tiene un significado enorme para la paz, como quiera que firmemos un proceso como el que se sigue en La Habana y se consolida”.

Durante la jornada, se hizo la firma de los contratos laborales que tienen como fin la puesta en marcha de obras para el desarrollo productivo del campo, que tienen como objeto, mejorar la infraestructura local y comunitaria del sector rural y generar oportunidades de trabajo dignas para la población rural.

La iniciativa se implementará en 163 municipios de 22 departamentos del país, en donde se adelantan planes específicos que atienden las necesidades de la comunidad en materia de vías,  construcción y/o mejora de centros de acopio, plazas de mercado, sistema de riego, construcción de invernaderos comunitarios, entre otras obras de impacto colectivo que impulsan el crecimiento de las regiones.