Después de cinco días conectado a una máquina que lo mantenía con vida, murió el pasado 1 de abril el pelador de kickboxing Joel Cahuasqui luego de haber recibido una brutal patada en la cabeza durante un combate de la Copa Pacífico y que también era selectivo para el equipo nacional que se realizó en Ambato, Ecuador.

En algunos videos que circulan en las redes sociales se ve como Cahuasqui, quien contaba con las medidas de protección (guantes y casco), recibió una fuerte parada en la parte izquierda de su cabeza, por lo que se desplomó encima del ring.

El el peleador fue trasladado a un centro médico al no reaccionar luego de recibir el impacto. Los médicos le realizaron una tomografía del cerebro, por lo que se percataron que no había mucha actividad, posteriormente fue diagnosticado con muerte cerebral.

Cahuasqui estuvo conectado por algunos días a una máquina que lo mantenía con vida artificial, hasta que el pasado 1 de abril fue desconectado.

Medios ecuatorianos señalan que el caso está bajo investigación ya que en el lugar de la pelea no había personal médico y ni una ambulancia para asistir este tipo de casos.

Andrea Sotomayor, representante de la Secretaría de Deporte aseguró que: «los deportes de contacto tienen varias particularidades sobre el nivel de riesgo y donde se deben establecer reglas más claras y protocolos más exigentes para la disminución de nuevos peligros. Hemos solicitado ya un informe al organismo responsable de la organización».