Fecode volverá a salir a las calles a protestar por supuestos incumplimientos del Ministerio. El Gobierno se defiende.

La Federación Colombiana de Educadores tiene todo listo para el paro de 24 horas que comenzará este miércoles, una vez más en el país.

El año pasado fueron 37 días en los que 8 millones de niños dejaron de asistir a sus clases. Luego de las manifestaciones, Fecode y el Ministerio llegaron a un acuerdo con 25 puntos de los que Fecode asegura que solo se ha cumplido uno.

Los temas más complicados tienen que ver con la prestación de los servicios de salud que desde 1991 funciona como un sistema independiente para los maestros. La Fiduprevisora es la encargada de adjudicar los contratos y realizar la auditoría a los operadores para que el servicio se preste de acuerdo a las reglas de lo pactado. Sin embargo, los docentes se quejan de que en departamentos como Antioquia hay varias fallas en la prestación del servicio. Aseguran que muchas veces en los hospitales y clínicas no hay especialistas y las citas se demoran semanas en asignarse.

Por su parte, Fiduprevisora asegura que hubo algunos problemas con las bases de datos que ya se están solucionando y se han desarrollado varias reuniones con los líderes del magisterio para realizar capacitaciones en las regiones para que los docentes puedan acceder a los servicios sin problemas. Además, el modelo cambió y la entidad trabaja más cerca de la Superintendencia de Salud. En caso de que haya irregularidades en la atención, Fiduprevisora tiene la posibilidad de descontar las multas del pago que realiza cada mes a cada empresa.

Mensualmente se giran alrededor de 110 mil millones de pesos a los operadores. A pesar de varios encuentros entre el Ministerio de Educación y Fecode, nada logró que los maestros cancelaran la jornada de protestas. El paro consistirá en tomas de capitales, marchas, actos culturales y una concentración en las plazas de cada ciudad. En Bogotá la movilización será desde el Parque Nacional hacia la Plaza de Bolívar.

La ministra de Educación, Yaneth Giha, insistió en que no hay motivos para las manifestaciones.

“Yo personalmente hablo con ellos todos los días y estamos revisando todos los temas para solucionar los problemas. El Gobierno ha venido cumpliendo y hay que recordar que en los acuerdos del año pasado se estableció que la educación es un derecho fundamental y un servicio público esencial”, afirmó.

La jornada será inicialmente por 24 horas, pero Fecode ha dicho que, si no se corrigen los problemas, el paro podría prolongarse. En ese caso es posible que el Ministerio demande la protesta, justamente luego de lograr acordar con el magisterio que la educación es un servicio público esencial, y el escenario podría ser similar al de los pilotos de Avianca luego de un mes de protestas del sindicato de Acdac el año anterior.

Pero Giha argumentó que el Ministerio no quiere tomar represalias. “Esa no es labor del Ministerio de Educación. Queremos resolver los problemas”, puntualizó.

Info reporteros Asociados del Mundo