Timoléon Jiménez, máximo jefe del movimiento subversivo, informó que finalmente la máxima instancia de esta guerrilla se reunirá antes de la firma del acuerdo final.

Las dificultades para garantizar la llegada y estadía, durante más de una semana, de cientos de periodistas y delegados guerrilleros, fueron la razón para que las Farc tomaran la decisión de aplazar su décima conferencia, que había sido programada del 13 al17 de septiembre, donde presentará a sus miembros el pacto de paz alcanzado con el gobierno, tras cuatro años de negociación.

La conferencia se realizara  en los llanos del Yarí, en el  departamento de Caquetá que por años ha sido de control de las Farc, en presencia de 200 delegados, entre ellos los 29 miembros de su Estado Mayor Central y 50 invitados nacionales e internacionales. Este será el lugar que acogerá la despedida a las armas de la guerrilla más antigua de América Latina.