​“Que sepan los corruptos que pagarán caro su desprecio a la sociedad y su falta de honestidad”, advirtió el Jefe del Estado, tras posesionar a Fernando Carrillo Flórez como Procurador General de la Nación.

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció este lunes que impulsará una ley para que quienes estén involucrados en casos de corrupción no tengan del beneficio de casa por cárcel.

El Jefe del Estado hizo el anuncio en el contexto del acto de posesión del Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, en un acto cumplido en la Casa de Nariño.

“Voy a proponer que –por ley– para los corruptos no haya casa por cárcel ni beneficios por allanarse a los cargos, es decir por reconocer su culpabilidad”, afirmó el Mandatario.

“Que sepan los corruptos que pagarán caro su desprecio a la sociedad y su falta de honestidad”, advirtió.

En esa medida, el Presidente Santos sostuvo que la corrupción mina la confianza en las instituciones y dificulta el ejercicio de la democracia y la gobernabilidad.

“La lucha contra la corrupción debe ser una causa nacional, una causa de todos, porque destruye lo que más, más necesitamos recuperar: la confianza”, consideró.

Y calificó el deterioro de la confianza como una “tragedia mundial”.

“El deterioro de la confianza es una tragedia mundial. En todas partes nadie está creyendo en nadie, ni en las instituciones ni mucho menos en los líderes políticos. Esto dificulta el funcionamiento de la democracia y la gobernabilidad”, señaló.

Finalmente, el Jefe del Estado insistió en que la corrupción constituye un robo al Estado y perjudica la confianza, la cual consideró, es necesaria para consolidar la paz.

“La corrupción es un robo al pueblo colombiano y el peor veneno para la confianza. Sin confianza tampoco puede haber verdadera paz. Por eso, por eso a la corrupción hay que combatirla, destruirla, doblegarla”, puntualizó.