En uno de los lugares más emblemáticos de Colombia, el Museo Nacional de Bogotá, el Carnaval de Negros y Blancos 2016 salí a escena ante la presencia de más de 300 personas provenientes de diversos rincones del país, el exterior, además de la Ministra de Cultura Mariana Garcés, la  Gerente de Corpocarnaval Gisela Checa y  los alcaldes saliente y entrante de Pasto Harold Guerrero y Pedro Vicente Obando, así como el Gobernador electo del departamento de Nariño Camilo Romero entre otros.
Para quienes lo vivieron y sintieron la magia de una de las fiestas populares más importante del mundo –de acuerdo a la Unesco- apreciaron el arte y la plástica del cultor nariñense, que desde 1927 hace del Carnaval una fiesta única en las calles de la “ciudad sorpresa”, que espera recibir más de 800.000 mil turistas provenientes de los cinco continentes.
Fue tal impacto de la puesta en escena del Carnaval de Negros y Blancos 2016, que hizo levantar a los asistentes de sus asientos, mezclarse con los danzantes de la fiesta popular .en dos funciones- en un hecho inédito en la historia del Museo Nacional. “Para la administración de Corpocarnaval, es una satisfacción el éxito de la presentación de la fiesta popular. Además, nos reafirma el compromiso de realizar un Carnaval con un alto sentido de profesionalización e internacionalización, donde la cultura será la protagonista de la mano de niños, mujeres y hombres artesanos”, dijo.
Más adelante, los Alcaldes de Pasto saliente y entrante de Pasto Harold Guerrero y Pedro Vicente Obando recordaron que el  Carnaval de Negros y Blancos –en su realización- es un esfuerzo público privado, bajo la participación activa de los ciudadanos, con una fiesta que hoy es patrimonio de la Humanidad.
“El Carnaval es esencia una invitación –a los ciudadanos del mundo- para que sea negros y blancos por un día. Pasto es un laboratorio de paz. Una etapa que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos le apuesta, en una etapa del posconflicto. Con la cultura y la magia de la fiesta popular de Pasto”, subrayó la Ministra de Cultura Mariana Garcés.
Cuando el Carnaval de negros y Blancos 2012, levante su telón el 2 de enero de 2016, acogerá el llamado del Gobierno y de los ciudadanos, para que Colombia –desde el sur, a las faldas del Volcán Galeras- sea un escenario de una paz duradera. “Que mejor a través de la fiesta popular, del arte y la cultura”.
En los últimos años, la Ministra de Cultura mariana Garcés se convirtió en “ángel” para el Carnaval de Negros y Blancos de la capital nariñense, en los momentos más difíciles, en la superación de obstáculos y en pro de acompañar el plan de salvaguardia, que ha hizo posible una articulación interinstitucional entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Pasto. “En el Carnaval no hay política. No hay color. No hay raza. No hay condición social, lo que tiende puentes. Puentes a partir de la cultura y la lúdica.
Precisamente, la titular de esta cartera, destacó el hecho que al interior de la fiesta popular 2016, prima la tradición, la sana diversión en paz frente a la tendencia comercial que se toman otras citas culturales del país. “Corpocarnaval y la Alcaldía de Pasto han mantenido intacto la tradición histórica. Es un Carnaval muy especial que llevó en el corazón”, indicó.
“Cuando estuve en Pasto, jugando en el Carnaval entendí la dimensión de la fiesta popular que tiene la ciudad de Pasto, Nariño y Colombia para el mundo. Un trabajo artesanal excepcional. Por ello, el Carnaval tiene hoy presencia en otros Carnavales del país, que le ha permitido estar presentes en Bogotá, en Barranquilla. Con todo el entusiasmo y el apoyo del Gobierno del presidente Santos”, aseveró.
Finalmente, la Ministra de Cultura Mariana Garcés recalcó que “todo colombiano tiene la obligación, de estar presente por una vez en su vida, en el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. Que viva Pasto Carajo”.
Gisela Checa, Gernete de Corpocarnaval

Carnaval de Negros y Blancos, a escena En la gráfica el Alcalde de Pasto Harold Guerrero, la Ministra de Cultura Mariana Gárces y el Gobernador electo de Nariño Camilo Romero, en la laanzamiento del Carnaval de Negros y Blancos 2016 en el Museo Nacional.