El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, aseguró que la capital debe empezar a crecer de manera organizada y presentó durante la cumbre Mundial de Alcalde Locales el proyecto Ciudad Paz que permitirá el desarrollo de más un millón 500 mil viviendas.

En la  sesión de apertura Bogotá 2050 Ordenamiento: Visión y Modelo de Ciudad, Peñalosa expresó que en los próximos 40 años la ciudad necesitará 2,7 millones de viviendas y por esto la importancia de un crecimiento ordenado.

Indicó que el proyecto Ciudad Paz estará dividido en cuatro sub ciudades (Ciudad Río, Ciudad Norte, Ciudad Bosa/ Soacha y Ciudad Mosquera).

«Con Ciudad Río, queremos que el río Bogotá se convierta en la columna vertebral, en el eje del crecimiento de la ciudad al futuro, que sea un afluente limpio y descontaminado con un gran parque lineal de 60 o 70 Kilómetros, que sea un imán que atrae el desarrollo urbano», sostuvo.

Con respecto a Ciudad Norte, manifestó que será un desarrollo de 5.900 hectáreas donde cabrían alrededor de 500.000 viviendas, incluida la primera fase que se denomina Ciudad Lagos de Torca.

«Ciudad Lagos de Torca  es una esquema distinto de financiar la infraestructura pública y un urbanismo mejor donde mediante el cobro de plusvalía, más la venta de derechos de edificabilidad se pagaría la infraestructura pública», informó.

Resaltó que el desafío de Ciudad Paz es que Bogotá en el futuro se comunique de norte a sur con vías para bicicletas y peatones permitiendo que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades.

«La ciudad nueva que debemos construir puede crecer con una infraestructura distinta,  una ciudad que tenga cientos de Kilómetros de parques lineales, ese es el reto», dijo el alcalde.

Recordó que la ciudad tiene una de las densidades más grandes del mundo por encima de ciudades como São Paulo.

«Si hacemos una ciudad compacta que se movilice mayoritariamente en transporte público y bicicleta haremos de Bogotá una ciudad mejor», recalcó.

Por su parte, Joan Clos, director de ONU Hábitat coincidió con el Alcalde de Bogotá y señaló que el crecimiento desorganizado de las ciudades en el mundo, ha generado una disminución del espacio público para el disfrute de los ciudadanos.