La Boa constrictor que fue atrapada en la vereda La Flora de San Gil por la Policía Ambiental y entregada a la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), será trasladada a la reserva natural Cabildo Verde en Sabana de Torres, donde se determinará si está en condiciones para ser liberada nuevamente en su hábitat natural.

Esta serpiente de 2.3 metros de longitud y 25 libras de peso, causó temor entre los habitantes de una vivienda rural cuando fue descubierta a punto de cazar los pollos criollos de la propiedad. Inmediatamente fueron notificadas las autoridades que controlaron la situación y recogieron el animal.

En caso de que la serpiente se encuentre en óptimas condiciones para su liberación,  se consideraría la opción de trasladarla a “los bosques de palma de aceite, para que allí contribuya al control de roedores, ya que la comunidad de esta región fue capacitada y se ha comprometido con la preservación de estas especies”, así lo aseguró el profesional especializado de la CAS, Luis Emilio Atuesta Correa.

boa23mEntre tanto la boa permanecerá bajo el cuidado de la autoridad ambiental y Cabildo Verde quienes brindarán capacitaciones sobre el correcto manejo de fauna silvestre para garantizar que la comunidad conozca qué hacer en caso de encontrarse con esta u otras serpientes.