La aerolínea decidió presentar ante el Tribunal Superior de Bogotá una demanda para hacer la declaratoria de ilegalidad al cese de actividades de los empleados.

En los primeros cinco días del cese de actividades se canceló el 48 % de los vuelos programados.

Van 1.175 vuelos cancelados entre el 20 y el 24 de septiembre.

Se registran al 24 de septiembre más de 115.000 pasajeros que no han podido viajar y a quienes no les habían solucionado el tema.

La empresa ha reacomodado, al 24 de septiembre, 14.385 pasajeros, pero el 22 y 23 de septiembre no pudo hacerlo.

El impacto de la huelga en Avianca sería amplio, pues en la operación nacional tiene una cuota del 60 por ciento.

Las demás  aerolíneas iniciaron promociones con tarifas, con el fin de capturar la masa de viajeros de Avianca, pero su capacidad es limitada.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, dio un ultimátum y dijo que se deben encontrar resultados en las negociaciones, las cuales comenzaron después de que se convocó al paro.

Las demás  aerolíneas iniciaron promociones con tarifas, con el fin de capturar la masa de viajeros de Avianca, pero su capacidad es limitada.

El plazo que da la ley a los jueces para declarar o no ilegal la huelga es de 10 días hábiles, entretanto los que salen perjudicaos son los usuarios y varios sectores de la economía

 

«.