El congresista reconoció que tal vez el Gobierno se equivocó con esa contratación, pero pidió a los organismos de control que se investiguen a fondo varios desfalcos que se presentaron en años anteriores, como el que ocurrió con el sector de la salud.

Ahora le hacen control político por un contrato de comunicaciones que se equivocaron sus asesores, porque él no necesita para la imagen el tema de un contrato de comunicaciones, y además fue con una firma que venía contratando con el gobierno anterior”, indicó.

En ese sentido, agregó que “pero que también se le haga control político a la Alcaldía de Bogotá, esa millonaria suma de contratos, un contrato grandísimo con un importante artista colombiano, unos contratos de publicidad, que se le haga control político a la JEP, ese derroche es vergonzoso”.

Dijo que la justicia colombiana tiene que tomar decisiones sobre otros escándalos que se han presentado en años anteriores.

Hay muchas deudas. El país no sabe qué pasó con los recursos de Saludcoop, por qué en la intervención acabaron con ese patrimonio, quien fue el político favorecido. Lo mismo con la situación de contratación de la Esap»y con el deterioro de Caprecom, advirtió.

Agregó que «es bueno también preguntar en qué caso ha habido políticos ofreciéndole a los particulares sus gestiones para poder cobrar cuentas en los organismos de salud”.

Esta petición es apoyada por otros congresistas del Centro Democrático, quienes advirtieron que tampoco se conocen avances en investigaciones por las ‘chuzadas’ que se hicieron durante el pasado gobierno y los montajes que se orquestaron para dañar la candidatura de Óscar Iván Zuluaga.