El protocolo para que la Cámara reinicie labores desde el Salón Elíptico tan pronto el gobierno nacional permita la reapertura de las diferentes actividades, como el trabajo presencial de los congresistas, confirmó la directora administrativa, Carolina Carrillo Saltarén.

Carrillo señaló que las personas deberán cumplir con todas las medidas de protección y protocolos determinados para tal fin, autorizados por la Dirección Administrativa de la Cámara de Representantes.

“Una vez se levante la cuarentena se tendrán desplegados los protocolos de bioseguridad y la obligatoriedad del cumplimiento de las medidas sanitarias, adoptadas por el Ministerio de Salud y el Comunicado de las Acciones de Contención del Covid-19 del 11 de marzo de 2020, al igual que las recomendaciones enviadas por el correo masivo de la Corporación, las cuales ya están dispuestas, pero que cobrarán mayor importancia y serán obligatoria cuando ello suceda”, explicó Carrillo, quien manifestó que lo más probable es que “se continuarán realizando medidas tendientes a prevenir y mitigar el riesgo de contagio hasta que el mundo cuente con una vacuna que permita la solución definitiva de raíz”.

El pago de las nóminas, expuso Carrillo, se sigue haciendo normalmente a través de la División de Personal y la Sección de Registro y Control, con el apoyo de la División Financiera, recordando que la Cámara continúa adelante, que no se ha paralizado.

“No se ha efectuado reducción alguna de los contratistas y en aras a garantizar los derechos fundamentales de los mismos se dispuso que en esta situación se garantizará la estabilidad contractual de todas las personas y estas desempeñarán sus actividades a través de los medios tecnológicos con los que cuenta la Cámara de Representantes”, precisó.