Hoy se posesionó como Presidente de Argentina Mauricio Macri. En su discurso, aclaró las prioridades de su gobierno de cara a la situación del país.

En primer lugar, planteó la reducción de la pobreza a cero, mediante el fomento de igualdad de oportunidades. Manifestó que «el Estado va a estar donde sea necesario, para cada argentino, en especial para los que menos tienen», enfatizando la protección social como bastión de su Gobierno, «vamos a universalizar la protección social para que ningún chico quede desprotegido».

Su segunda prioridad es «combatir el narcotráfico como ningún otro Gobierno lo hizo». De igual forma, resaltó la lucha contra la corrupción, declarando que será implacable frente a los que violen la ley debido a que «los bienes públicos pertenecen a todos los ciudadanos».

La tercera prioridad de Macri, en respuesta a la clara polarización del país evidente en las elecciones, es unir a los argentinos. «Si los argentinos nos animamos a unirnos, seremos imparables. ¡Vamos juntos, argentinos!», declaró. Resaltó que para su Gobierno obtener distintos puntos de vista es un gran insumo, y recalcó la importancia del diálogo. «Está en nuestras manos olvidar lo que una vez nos ha separado….Convoco a todos a aprender el arte del acuerdo». Esto en el contexto de la ausencia de Cristina Kirchner y su bloque del evento.

Luego de su juramento y de recibir el bastión de mando, el Presidente saludó a la multitud desde el balcón de la Casa Rosada, realizando su característico baile.

La ceremonia contó con la presencia de líderes internacionales de América Latina, China, Rusia y la Unión Europea. Los líderes hispanos presentes fueron el Rey Juan Carlos y los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, Brasil, Dilma Rousseff, de Uruguay, Tabaré Vázquez, de Paraguay, Horacio Cartes, de Chile, Michelle Bachelet, de Perú, Ollanta Humala, de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales. El único líder sudamericano que no estuvo presente fue el presidente venezolano Nicolás Maduro, lo cual no es extraño debido a la clara oposición de Macri a su régimen.

Fue un día productivo para el nuevo Presidente, quien fue felicitado por Obama, quien le ofreció colaborar con fondos para hacer frente a la crisis económica del país. Así mismo, asistió el vicepresidente de la Comisión de Mercosur, Valdis Dombroskis, un ficha esencial para el objetivo de Macri de firmar un acuerdo en conjunto del bloque y la UE para incentivar la inversión en la zona.

Y además, fue al evento el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular, Ji Bingxuan, una figura clave para Argentina al ser su segundo socio comercial, con quienes está negociando ampliar el préstamo que les realizó el país asiático para auxiliar las reservas del Banco Central en 2014.

Pareciere que desde ya la estrategia de Macri de unirse a occidente y congraciarse con países socialdemócratas está funcionando.

Por su parte, el Presidente Santos se reunió por 30 minutos con su homólogo argentino para discutir la situación de Venezuela, impulsar una unión latinoamericana y fortalecer los vínculos entre las naciones.

Precisamente, estando en Buenos Aires el Presidente declaró por twitter que Colombia lidera el crecimiento de la región, «crecimos 3,2% en tercer trimestre. Gran resultado en condiciones actuales. ¡Lideramos crecimiento en la región!”. Estos resultados se basan en el crecimiento del subsector alojamiento, comidas y bebidas con 8,4 %; del café con 14,4 %; y de intermediación financiera con 9,6 %.