En el marco de un evento con ProBogotá, Juan Alberto Londoño, viceministro general de Hacienda de Colombia, dio a conocer nuevos detalles de la reforma tributaria queque le espera al país y las urgencias por garantizar el programa de ingreso solidario.  PUBLICIDAD

Londoño se refirió a que este proyecto de ley no debe entenderse como una reforma tributaria.  

“Esto no es una reforma tributaria. Una reforma de ese tipo busca poner impuestos para gastos futuros. Y esto no es una reforma tributaria porque lo que buscamos es atender los efectos de la pandemia”, dijo Londoño.  

Para el Gobierno, la reforma es sustancial toda vez que Colombia asume un hueco fiscal cercano a los $100 billones que llevó a una cantidad de colombianos a situación de pobreza.  

“Ese contexto nos obligó a ejecutar una serie de gastos y de transferencias para mitigar que se ampliara el número de hogares que cayeron en situación de vulnerabilidad”, explicó Londoño.  PUBLICIDAD

Con esto en mente, el Gobierno buscará que la próxima reforma tributaria recaude poco más de $25 billones, de los cuales 11 billones se necesitan para mantener las transferencias sociales y unos 14 millones para pagar deuda 

Reafirmó la idea Londoño de que esta es una reforma social porque se recogen recursos para atender a seis millones de personas o tres millones de hogares que quedaron de la pandemia del Covid-19. 

“Si no hacemos esta reforma social sostenible le decimos a los tres millones de hogares que, desde junio, no les vamos a poder entregar el ingreso nsolidario, complementó Londoño.  

Añadió el funcionario que la meta del Gobierno Nacional es, junto con el poder legislativo, tomar una decisión de Estado para apoyar a quienes más lo necesitan.  

“Necesitamos crear un gasto permanente para las personas en situación de vulnerabilidad. Pero también recursos para pagar la deuda que el país asumió por la pandemia”, concluyó Londoño.