Desesperado y al borde de la muerte, el joven llegó por sus propios medios al hospital de la población, pero los médicos no sabían qué hacer pues el pescador no podía explicar lo que le había pasado.

EL pescador de 24 años logró salvar su vida milagrosamente gracias a la oportuna atención de un médico que le sacó del tracto esofágico una gran mojarra que amenazaba con asfixiarlo.

El insólito caso se registró en el municipio de Pivijay, Magdalena, donde el joven pescaba en el lago de una finca.

Luego de sacar un pez, el joven lo tomó en una mano y entusiasmado lanzó nuevamente la caña al agua. De inmediato, otro picó el anzuelo.

El inexperto joven sin saber qué hacer con el que ya tenía en la mano y ante la necesidad de jalar el anzuelo con todas sus fuerzas, se puso el animal en la boca, con tan mala suerte que este avanzó hacia su esófago de manera repentina, atragantándolo y dificultándole seriamente la respiración.

De manera oportuna, el joven se trasladó al de inmediato hospital Santander Herrera de la población y fue atendido inmediatamente de urgencia ante la gravedad de su situación.

, Los médicos no sabían exactamente lo que sucedía, por lo que de inmediato le hicieron una radiografía.

La sorpresa de los galenos fue mayúscula al darse cuenta que un gran pescado en el tracto esofágico era lo que estaba a punto de causarle la muerte.

Las imágenes del retiro de la mojarra de la garganta del pescador son virales en redes sociales. El animal tenía 18 centímetros.