El panorama de drogas cada vez se torna más delicado en Colombia, al tiempo que los gobiernos toman medidas para abordar la lucha contra estas sustancias, aumenta el consumo en menores a temprana edad.

Ese es el caso de Valentina Rodríguez, quien con solo 16 años de edad ha luchado contra todo tipo de tentaciones, la tracción por lo prohibido y el deseo de experimentar que la llevó a depender de estas sustancias malditas.

“Empecé con el bazuco. Siempre he estado rodeada del vicio porque mi papá es consumidor, no de bazuco, pero si es consumidor”, cuenta Valentina.

Para ella, nada ha sido fácil. A los 11 años la oscuridad y el frío de las calles abrigaron su vida. “Desde los once años empecé a habitar la calle, yo pensaba que volaba y que el mundo lo tenía en mis manos, pero no era así”, dice Valentina quien lucha diariamente para salir de la cifra de menores consumidores, que año tras año continúa creciendo a nivel mundial.

Los niños y jóvenes son los más vulnerables y por eso para el Ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela, “desde el enfoque integral reconocemos que Colombia no es exclusivamente un país productor de drogas, sino que el consumo de sustancias también se ha extendido por el territorio nacional”.

Para el 2019 el 47% de consumidores de marihuana eran menores de edad. Cifra que para el ministerio de Justicia continúa abordando para darle reducción definitiva. “La política Ruta Futuro justamente plantea un abordaje integral del tema de las drogas y de los cultivos ilícitos de forma particular”

Un grave problema para niños y jóvenes como Valentina, que a lo largo de esta transición, los adolescentes son especialmente vulnerables a todo tipo de tentaciones.

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, los adolescentes y los adultos jóvenes representan la mayor proporción de las personas que consumen drogas. Ese grupo de edad aumentó en un 16% en los países en desarrollo para el 2018.

Vía 724noticias.com