Néstor Orlando Arenas ,Presidente de esa EPS aseguró que ni la Procuraduría General ni la agente liquidadora de Saludcoop tienen la competencia para tomar la decisión de reversar la venta de Cafesalud, «este tipo de decisiones,  son de resorte de la Superintendencia Nacional de Salud y de las autoridades judiciales».

A través de un comunicado de 13 puntos, el directivo reiteró que se garantizará el servicio a los 4.2 millones de usuarios de esa EPS, a pesar del pánico que han generado las declaraciones del procurador general Fernando Carrillo.

El presidente de Medimás aseguró que «la operación de la entidad seguirá garantizándose sin interrupción, de manera continua, humanizada y confiable».

Medimás responsabiliza al procurador Fernando Carrillo por sus pronunciamientos, que dice, generaron pánico y un riesgo en la prestación del servicio. «Medimás EPS hace responsable al Procurador General de la Nación de provocar el cierre de servicios para los pacientes de la entidad, debido al pánico generado por el anuncio entregado en la tarde del miércoles 3 de octubre».

También denuncia que la operación recibida de Cafesalud EPS «no daba las garantías plenas de prestación de servicios a los afiliados. Sin embargo, a pesar de los vicios ocultos del negocio por parte del oferente y de sus incumplimientos, Medimás EPS siempre ha sido responsable con el cumplimento en el acceso a los servicios de salud de los usuarios».

En el comunicado Medimás EPS reitera que no es propietaria de Esimed y que este es solo uno de los prestadores de los cerca de 1.800 contratos que tiene suscritos la entidad. Tras el cierre, en los últimos meses, de 8 de las 19 clínicas que integran la red de atención, la EPS asegura haber generado ya «un plan de activación de la red alterna que garantiza la prestación de los servicios».

El comunicado finaliza indicando que la EPS «utilizará los mecanismos legales para poder garantizar su legítimo derecho de defensa y la protección de los derechos de los usuarios» y, siguiendo con su alerta, invita a la red de prestación de servicios a continuar funcionando con normalidad «para que esta población no sienta el impacto de este tipo de declaraciones».