De acuerdo a una información preliminar al parecer esta banda delincuencial estaría ofreciendo dos millones de pesos por cada policía que sea asesinado.

Se cree que es una retaliación por la eliminación del jefe militar  de esa organización alias “Guagua “.

La autoridades se mantienen en alerta y se le pidió a la fuerza pública fortalecer operaciones de socialización y comunicación frente  al estado actual de amenaza.

Igualmente la orden es implementar planes de seguridad operativa en instalaciones y personas para minimizar los riesgos, especialmente en las zonas de Antioquia y Chocó sitios donde se han detectado posibles acciones de la banda de los Usuga.

El Presidente Santos se solidarizó con las familias de los policías asesinados.

“De nuevo nuestros corazones están con las familias de los policías que fueron asesinados”, manifestó.

En los últimos días se registraron asesinatos de miembros de la Policía en varias regiones. El primero ocurrió en Caloto (Cauca), donde murió el patrullero Hugo Efrén Pacheco Martínez.  En Medellín murió el agente Carlos Augusto López Flórez.

Un auxiliar bachiller y dos de agentes más fueron asesinados en un retén en una vía de Cartagena y finalmente en el municipio de Contadero (Nariño), fueron asesinados los efectivos Duván Andrés Franco González y Carlos Elvis Herrera Castañeda.

Este fin de semana tres policías fueron asesinados por sicarios que se movilizaban en una motocicleta. Los uniformados fueron identificados como Miguel Bautista, Auxiliar; Intendente Ciro Duarte; Patrullero, Edwin Sayas, quienes fueron atacados cuando adelantaban operativos de control en la vía la Cordialidad, en Cartagena.

Foto  El Universal Cartagena.