El día de hoy la Plenaria del Senado, en el segundo de cuatro debates, aprobó el proyecto de ley que regula el uso de marihuana medicinal en Colombia con 46 votos a favor y 6 en contra.

Al respecto, el Presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, afirmó “en Colombia, se está respirando un nuevo aire, cuando la plenaria del Senado aprueba un proyecto de ley que abre la puerta al uso medicinal de la marihuana. Se va avanzando”.

Esta iniciativa, liderada por Juan Manuel Galán, desarrollaría el esperado decreto de los ministerios de Justicia y Salud que se refieren al cannabis paliativo, incluso complementándolo en los aspectos de impuestos y del régimen sancionatorio. En este sentido, el Senado se adelantó a la gestión del Gobierno.

Para Galán, con este proyecto se da la oportunidad de aliviar el dolor de pacientes con esclerosis múltiple, VIH-SIDA, en tratamientos con quimioterapia, entre otros. Explicó que «el cannabis les inhibe las náuseas y el vómito; les recupera el apetito, la calidad de vida; les alivia el dolor. Es una sustancia que ya tiene el suficiente soporte científico y médico para aliviar a estos pacientes. Hoy ganan los pacientes».

El proyecto incluye la promoción de investigación académica sobre los usos medicinales de la marihuana y plantea a la Subdirección de Control y Fiscalización de Estupefacientes como la encargada de regular el uso de la droga y expedir licencias al respecto. Así mismo, obliga al Estado a ejercer control sobre los cultivos y la comercialización de la marihuana para estos fines.

Para el senador Uribe esta aprobación implica una puerta para legalizar las drogas como tal y darle una mayor cabida al narcotráfico. Incluso, los uribistas cuestionaron a Galán debido a que su padre fue uno de los principales líderes en la lucha contra el narcotráfico en Colombia. Para el ex presidente el tema debía ser regulado por el Gobierno.

Frente a esto, el senador Roy Barreras resaltó que la despenalización es la base para eliminar las mafias del narcotráfico.

La discusión sobre este proyecto pasaría a la Cámara de Representantes en marzo, mientras que el decreto saldría en algunas semanas.