La carta con la cual varias organizaciones criminales, exparamilitares y narcotraficantes, le plantean al presidente Gustavo Petro y al canciller Álvaro Leyva un cese el fuego bilateral y un diálogo de paz, ha dado mucho de qué hablar.

En el Congreso, integrantes del Pacto Histórico, partido de gobierno, aseguran que con estos grupos delincuenciales no se entablarán conversaciones, pero sí se planteará una política de sometimiento a la justicia a través de un proyecto de ley.

El senador Iván Cepeda afirmó que se están ultimando detalles de esta iniciativa que modificará una ley que se aprobó en el 2017, que permite la rendición de estas organizaciones criminales.

“La intención ahora es revisar esa ley y buscar que haya condiciones que permitan ese desmantelamiento porque la ley quedó muy mal hecho y no ofrece condiciones para lo que queremos que es un acogimiento a la justicia de organizaciones o estructuras muy complejas que hay como el Clan del Golfo”, indicó.

Explicó algunas de las consideraciones que tendrá el proyecto “Va a precisar las condiciones de beneficios, si hay un desmantelamiento de las organizaciones criminales, una entrega de rutas del narcotráfico, verdad y justicia, reparación para las víctimas y desde ese punto de vista a tener unas mejores condiciones para que se entreguen a la justicia”, sostuvo.

Cepeda negó que esta propuesta contenga cambios a la extradición para evitar que narcotraficantes se vean perjudicados con esta medida.

“La extradición es un problema binacional en el caso de Estados Unidos y no se trata en un proyecto de ley, tendrá que ser objeto de conversaciones entre el nuevo Gobierno y el Gobierno de Estados Unidos a la luz de la política contra el narcotráfico”, añadió.

El senador Ariel Ávila dijo que con el Clan del Golfo u otro tipo de organizaciones criminales, no se adelantará ningún proceso de paz, porque estos grupos no tienen estatus político.

“Solo va a haber proceso de paz con la guerrilla del ELN, para acabar la justificación política de la violencia, reconociendo lo que se avanzó en el Gobierno Santos y resolviendo el tema de Cuba”, dijo.

“Frente a las organizaciones criminales como el Clan del Golfo con habrá proceso de paz, habrá una metodología de sometimiento a la justicia organizacional, ya existe individual, y tendrá que haber un tema relacionado con los campesinos cultivadores de coca que se enmarca dentro del acuerdo de paz, pero no habrá negociación con organizaciones criminales”, añadió.

El proyecto que permitiría el sometiendo de las bandas criminales se presentará en los próximos días en el Congreso y contaría con el respaldo del Gobierno del presidente Gustavo Petro.