El pontífice envió este mensaje tras el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro.

El papa Francisco agradeció hoy la «valentía» de las autoridades de Colombia por la creación de un Estatuto de Protección Temporal para los migrantes venezolanos a pesar de los problemas internos del país.

«Me uno a los obispos de Colombia al expresar reconocimiento por la decisión de las autoridades colombianas de implementar el Estatuto de Protección Temporal para los migrantes venezolanos presentes en el país», dijo el pontífice tras el rezo del Ángelus.

El Gobierno colombiano del presidente Iván Duque ha impulsado esta medida con el fin de regularizar a millones de venezolanos que se vieron obligados a dejar su país por la crisis, aunque la intención también es la de controlar la migración ilegal.


Iván Duque @IvanDuque·Su santidad @Pontifex_es gracias por esas palabras a Colombia. Nuestro compromiso con nuestros hermanos venezolanos es indeclinable, darles ayuda humanitaria y dignidad en esta difícil coyuntura es lo correcto. Compartimos sus palabras de la Carta Encíclica Fratelli Tutti 2020.

Francisco, asomado a la ventana del Palacio Apostólico, opinó que esta iniciativa puede favorecer «la acogida, protección e integración» de los migrantes. En este sentido valoró la «valentía» de las autoridades del país.

«Esto no lo hace un país riquísimo y muy desarrollado, sino uno con muchos problemas de desarrollo, de pobreza, de paz tras casi setenta años de guerrilla. Pero con este problema ha tenido la valentía de mirar a esos inmigrantes y hacer ese estatuto», apreció.

Y concluyó, ante los fieles que le escuchaban en la Plaza de San Pedro: «Gracias a Colombia, gracias».

El pontífice, antes de referirse al caso específico de Colombia, aseguró que «siempre» observa con «gratitud el compromiso de aquellos que trabajan a favor de los inmigrantes».

El mencionado Estatuto es una carta de derechos que beneficiará a unos 2 millones de inmigrantes venezolanos, regulares o irregulares, para dar soluciones de largo plazo a sus necesidades y sacar del limbo legal a aquellos que ya están establecidos en el país, incluso con hijos nacidos en territorio colombiano.