En un acto muy emotivo, se hizo el lanzamiento de colecciones finales 2016, donde 232 empresarios y empresarias, víctimas del conflicto armado y víctimas en condición de discapacidad, presentaron parte de las prendas que confeccionaron.

El proyecto en el cual se vincularon al sector de las confecciones víctimas del conflicto de Bogotá, Medellín, Ibagué y Cali, se hizo realidad desde el Ministerio del Trabajo y gracias al apoyo del Centro de Innovación para la Moda-Arturo Tejada Cano, CIIM-ATC, que puso al servicio su experiencia en la industria de la moda, su capacidad y metodologías para el fortalecimiento de empresarios vinculados al sector de la moda y las confecciones en el país.

Como resultado del proyecto ‘Escalando sueños, confeccionamos de corazón. Colecciones Finales 2016’, se exhibieron prendas de las líneas femenina, masculina, deportiva, infantil, de dotaciones y hogar, las que cuentan con altos estándares de calidad, garantizados por el CIIM-ATC.

La iniciativa la adelanta el Ministerio del Trabajo, conforme a lo dispuesto en el artículo 130 de la Ley 1448 de 2011 y los artículos 66 y 67 del Decreto 4800 de 2011, donde diseñó el Programa de Rutas Integrales de Empleo Rural y Urbano para las Víctimas del Conflicto Armado, que promueve en ellos la restitución de las capacidades para el empleo y autoempleo, mediante programas de formación para el trabajo, la promoción del enganche laboral y el apoyo al emprendimiento, fomentando  así su auto sostenimiento.

Para el director de la Escuela Arturo Tejada Cano y fundador del CIIM-ATC, Arturo Tejada Tejada, “De este proyecto me llamó mucho la atención el cambio de visión de estos nuevos empresarios, es diferente maquilar y confeccionar a construir un proyecto de vida. Lo más importante es haberles cambiado la visión y que entiendan que ahora tienen como proyectarse”.

El asesor del Despacho del Ministro y coordinador del Grupo de Equidad Laboral del Ministerio del Trabajo, Luciano Perfetti Villa, señaló “La idea con este proyecto es darle las capacidades a las víctimas del conflicto armado para que construyan  un proyecto de vida y no de estar dependiendo del Estado o de otras personas, sino que por medios propios lleguen a cumplir sus sueños. En el momento, el proyecto beneficia a 232 unidades productivas y cada una de ellas tiene en promedio 3 trabajadores, lo que nos llevaría a afirmar que favorece a más de 650 personas”.

El director del Plan Presidencial de Inclusión de Personas con Discapacidad, Juan Pablo Salazar, agregó “Es a través de pilotos como éste y de estas propuestas audaces que podemos dar atención a tantas personas que pueden cambiar el paradigma de víctimas por el de ciudadanos, y sepan que es el trabajo el que los dignifica”.

A su vez, la directora de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las víctimas, Paula Gaviria, dijo “Es una buena oportunidad para transformar el dolor en oportunidades, hay que seguir trabajando por estos sueños como empresarios y aprender que es ahí donde está el futuro. Aquí estamos para sumar esfuerzos”.

Memorando de Entendimiento

En el desarrollo de la actividad se firmó un memorando de entendimiento de la alianza público-privada: ‘Pespuntes por la paz’, del cual hacen parte los Ministerios del Trabajo y de Comercio, Industria y Turismo, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, el SENA, la Unidad Administrativa de Organizaciones Solidarias, la Cámara de Comercio de Bogotá, la Cámara Colombiana de la Confección y la Empresa Manufacturas Eliot.