El Jefe de Estado afirmó que para el Gobierno la prioridad es el regreso a la libertad, sanos y salvos, de los periodistas de RCN Televisión Carlos Melo y Diego D’Pablos. Reiteró que la Fuerza Pública ofrece todas las condiciones de seguridad que sean necesarias para lograr su pronta liberación. Agradeció a la Iglesia Católica por su ayuda para que estos acontecimientos tengan un buen desenlace.

El Presidente Juan Manuel Santos reiteró hoy que el Gobierno no activará la mesa de negociaciones con el ELN hasta que libere a todos los secuestrados y renuncie definitivamente a este crimen de lesa humanidad.

Así lo advirtió el Jefe de Estado al término del Consejo de Seguridad que lideró este viernes en Tibú, Norte de Santander, en el que participaron además los altos mandos militares y policiales, los ministros de Interior y Defensa, representantes de la Iglesia Católica y autoridades civiles del municipio y el departamento.

“Como lo dije cuando se hizo pública la agenda de negociaciones con el ELN, y lo reitero ahora con más razón, no activaremos ninguna mesa de negociaciones mientras el ELN no libere a todos los secuestrados y renuncie definitivamente a este crimen de lesa humanidad”, manifestó el Mandatario.

El Jefe de Estado reiteró su “más enérgica condena y rechazo frente al secuestro o frente a cualquier atentado contra la libertad individual o contra la libertad de prensa”.

Sostuvo que “el ELN tiene la obligación de liberar a todos, repito, a todos los secuestrados de manera inmediata, y abandonar definitivamente este crimen atroz. El secuestro, bajo ninguna circunstancia, puede ser justificado. Es un crimen de lesa humanidad”.

Gobierno ofrece las condiciones de seguridad necesarias para la liberación de periodistas de RCN Televisión

El Presidente Santos recalcó que para el Gobierno la prioridad es el regreso a la libertad, sanos y salvos, de los periodistas de RCN Televisión Carlos Melo y Diego D’Pablos.

“Los colombianos todos celebramos el regreso a la libertad, sana y salva, de Salud Hernández. Esta noticia, por buena que sea, no puede ocultar la necesidad de que Carlos Melo y Diego D’Pablos también regresen al seno de sus familias de manera inmediata. El ELN es el único responsable por la vida e integridad de los periodistas que siguen en su poder. Salud ha dicho que serían liberados mañana. Para el Gobierno Nacional, la prioridad es la vida y la integridad física de las personas”.

El Mandatario recalcó que “en este caso, como en todos, si hay una liberación organizada con entidades humanitarias, facilitaremos y les daremos las condiciones de seguridad necesarias para que la operación se lleve a cabo. Ya tengo entendido que hay una operación en ese sentido para que los dos periodistas regresen a la libertad”.

Toda la solidaridad y apoyo para las familias de los dos periodistas

El Jefe de Estado reiteró toda la solidaridad y apoyo con las familias de estos periodistas y declaró que “no hemos ahorrado ni ahorraremos esfuerzo alguno para lograr su pronto regreso a sus casas, sanos y salvos”.

Indicó que “desde que se tuvieron las primeras informaciones sobre la desaparición de estos periodistas”, dio las instrucciones de mantener informadas a sus familias, y de actuar con firmeza y precaución.

“Firmeza para encontrarlos, y precaución para no poner en riesgo sus vidas. En situaciones tan difíciles como estas, donde la vida de las personas puede estar en juego, la acción inmediata y la prudencia deben ir de la mano”, sostuvo.

Consideró además que “informar públicamente sin tener certezas, alimenta las especulaciones, que pueden ir en contravía de la seguridad de quienes precisamente queremos proteger”.

Gratitud a la Iglesia Católica y la Fuerza Pública

El Presidente agradeció a la Iglesia Católica, a la Fuerza Pública y a todos los funcionarios que han ayudado para que estos acontecimientos tengan un buen desenlace.

“Quiero también hacerle a la Iglesia, a Monseñor Sánchez aquí presente, y a todos los miembros de la Iglesia que han venido contribuyendo para un buen desenlace de estos acontecimientos. Agradecerles al Gobernador, al Alcalde y a todos los que han estado apoyando los esfuerzos de nuestra Fuerza Pública”, dijo.

“Quiero agradecerles a todos nuestros héroes, a nuestros soldados, a nuestros policías, a nuestros generales. Aquí estuvo el propio general Mejía, comandante del Ejército, y el general Nieto, director de la Policía, al frente de estas operaciones”, añadió.

Recordó que en la medida en que se ha recolectado la información confiable, se han ido ajustando las medidas, siempre con el mismo objetivo: proteger la integridad física de los periodistas y hacer respetar su libertad para informar.

“Como lo he dicho, no vamos a bajar la guardia sino hasta ver a los otros dos periodistas libres y salvos”, concluyó el Presidente de la República.