Los ex alcaldes dieron una rueda de prensa en la ciudad de Nueva York, en medio de un ambiente cordial y de remembranzas sobre su amistad y sus diferencias. Peñalosa había afirmado que Mockus no era buen ser humano, y Mockus se alejó de él, cuándo en la campaña pasada recibió el apoyo de Álvaro Uribe.

«Queremos enviar un mensaje de reconciliación” dijo Mockus al adherir a Peñalosa. “Tenemos que superar las desavenencias del pasado y queremos mandar un mensaje de borrón y cuenta nueva”. Afirmó Mockus que le gusta que a Peñalosa le duele todo lo que pasa en Bogotá y lo ve como la mejor alternativa para recuperar temas como la cultura ciudadana y en general el desarrollo de la capital.

Peñalosa agradeció el apoyo de Antanas, acuñaron y expresaron esta frase de final de campaña “no tiraremos la toalla”. Esta unión genera un impacto entre los votantes, consideran algunos entendidos.

La alianza generó criticas del Parido Liberal, y no es para menos, dado que se pensó que el apoyo de Mockus era para el candidato Rafael Pardo.

Algunos sectores del Partido Verde criticaron a Mockus y se extrañaron de su decisión. Ángela Robledo dice que Peñalosa nunca ha valorado a Antanas Mockus como persona, ni como alcalde y menos ha reconocido sus ejecutorías.

Roy Barreras afirmó: muy generoso Mockus con Peñalosa que nunca lo ha valorado, nosotros queremos a Mockus pero elegiremos a Pardo. 

De todas formas lo de hoy muestra que “la política es dinámica”.