El vicepresidente Lleras y el Ministro Cristo han sido criticados por sus declaraciones y acciones durante esta época electoral, la cual a ojos de otros partidos políticos están encaminadas a influenciar las elecciones del próximo 25 de octubre.

La carta enviada por los partidos liberal y de la U al Presidente de la República, reclamando la participación del vicepresidente Vargas Lleras en política, llevó a la respuesta del funcionario.  En esta, Serpa y Roy Barreras manifestaron: “Señor presidente acudimos a usted con respeto y comedimiento para pedirle que le ponga fin a esto de inmediato… la actitud del señor vicepresidente, a propósito de estas denuncias ha sido indolente y francamente retadora al sistema electoral colombiano y perjudica el tranquilo discurrir de las elecciones, del mismo modo afecta todas las candidaturas diferentes a la que el partido político del doctor Vargas Lleras sigue orientando desde las oficinas públicas.”

En respuesta a esto, el vicepresidente afirma que si bien sostuvo reuniones con candidatos de Cambio Radical, afirmó “desde que cerró el período de inscripciones nunca volví a recibir a nadie”.

Por su parte, después de la controversia generada por la afirmación del Ministro: “los colombianos se pronunciarán el 25 de octubre apoyando los candidatos de la Unidad Nacional, apoyando los candidatos que estén con la paz”; Cristo envía una comunicación a María Eugenia Carreño, procuradora delegada para asuntos electorales, con el fin de aclarar sus declaraciones.

De acuerdo con el Ministro, él no ha utilizado su posición para afectar el resultado de las elecciones del próximo 25 de octubre. Afirmó: “las declaraciones que originaron esta controversia se interpretaron fuera de contexto, a partir de unas reflexiones sobre la conveniencia para el país de conseguir el mayor consenso posible alrededor la paz. Si generaron confusión, preocupación o molestia alguna, las preciso aquí, en este sentido, para evitar cualquier suspicacia en el clima electoral, a dos semanas del día de elecciones.”

Esta fue su respuesta a la carta enviada por el Procurador General de la Nación, en la cual le solicita al  Ministro abstenerse de comentar sobre candidatos o partidos políticos y distorsionar el proceso de elecciones en octubre del año en cuso. Así mismo, a Uribe y Robledo, quien afirmó ““Que todo un ministro, que es del segundo nivel de poder después del Presidente de la República, viole de manera flagrante la Constitución y la ley es gravísimo. En otro país le tocaría renunciar, pero en Colombia no me sorprendería que el Presidente le otorgue la Cruz de Boyacá”.