Los profesionales de la salud piden el cierre de ese país europeo y reclaman medidas «rápidas» para evitar que la pandemia de covid-19 se agrave.

La Federación de Colegios de Médicos Quirúrgicos y Odontológicos de Italia (Fnomceo, por sus siglas en italiano) reclamó medidas más duras al Gobierno de su país porque estiman que las medidas oficiales contra la pandemia mundial de covid-19 no son suficientes.

«O bloqueamos el virus o nos bloqueará, porque nos están avisando de que el sistema no aguanta e incluso las regiones ahora amarillas pronto se encontrarán en las mismas condiciones que las zonas más afectadas», advirtió Filippo Anelli, presidente de ese organismo, quien solicitó el inmediato «cierre total» de Italia.

Italia tilda de "aterradores" los nuevos datos sobre el coronavirus y tiene 48 horas para aprobar nuevas restricciones

Anelli agregó que, si se proyectan las cifras de los últimos días «sin mayores incrementos», la situación «en un mes será dramática», ya que habría otras «10.000 muertes».

Estas declaraciones ratifican las palabras que ya expresó el asesor del Ministerio de Sanidad italiano para la emergencia, Walter Ricciardi, quien ya pidió «intervenciones absolutamente rápidas» para evitar «una tragedia nacional».

Primeras medidas

Tras sufrir varios récords de contagios diarios, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, estableció la semana pasada restricciones que afectaban principalmente a las regiones de Lombardía, Piamonte, Calabria y el Valle de Aosta, que fueron calificadas como zonas rojas.

Por su parte, el alcalde de Palermo, Leoluca Orlando, afirmó que en esa ciudad y «en toda Sicilia existe el riesgo» de sufrir «una masacre anunciada».

Desde que comenzó la pandemia, Italia sufrió 935.104 casos de coronavirus y 41.394 muertes por covid-19, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.).