“Los campesinos no talamos los arboles con el fin de acabar el medio ambiente, lo hacemos con el afán de suplir en nuestros hogares, y darle estudio a nuestros  hijos para que se superen” Estas fueron las palabras que expresó el campesino Diosemel Bayona, quien vive en la cuenca alta de la quebrada buturama y que actualmente es un héroe de la conservación, gracias a un proyecto de la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar,  suscrito con la ONF Andina, donde se realizaron acciones piloto de conservación y recuperación de la cobertura forestal en la Cuenca de la Quebrada Buturama, el cual fue clausurado el día 24 de Noviembre del presente año en el Municipio de Aguachica.

El proyecto integró a 90 habitantes de 18 familias de la parte media y alta de la cuenca, desarrollando un piloto de restauración ecológica participativa, donde se impactó  526 hectáreas. Con las familias se realizaron acuerdos de conservación donde se comprometieron a  mantener y preservar sus predios, se diseñaron arreglos de finca sostenibles se les enseño a optimizar con el fin de que fueran más productivos, los campesinos escogieron  los productos para  sembrar y se les brindó asistencia técnica para establecimiento de las diferentes arreglos como: cercos vivos, fajas, corredor biológico agroforestal y banco de proteínas.

Los participantes firmaron acuerdos de conservación por 10 años, para mantener y conservar estas iniciativas de restauración ecológica participativa; y a cambio la Corporación buscará las opciones para incluir prioritariamente a los participantes en beneficios e incentivos tributarios por inversión ambiental o incentivos de fomento de la conservación, así como la inclusión en futuros programas de restauración ecológica participativa que generen beneficios a los dueños de finca en términos de mejoramiento ambiental y productivo, en los cuales tenga injerencia la Corporación.

El Director de Corpocesar Kaleb Villalobos Brochel manifestó estar muy complacido de haber iniciado lo que es la recuperación y conservación de la quebrada Buturama la fuente de agua más importante que tiene el sur del Departamento del Cesar: “Ya hicimos el Plan de Ordenamiento de esta cuenca en nuestra administración, una deuda que tenía la Corporación con el Sur del Departamento, así como el cumplimiento de un compromiso adquirido con la mesa de concertación del paro del Sur de Bolívar, del Centro y Sur del Cesar de 2013, hoy priorizamos este proyecto, y estamos trabajando en la conservación de la cuenca, un  proyecto que esta insertado dentro del POMCA, identificando y trabajando con familias que son los verdaderos héroes de la conservación”.

En el POMCA de la quebrada Buturama Guaduas, se generó un banco de tierras de 1.109 hectáreas, disponibles para  la implementación de proyectos productivos y el cumplimiento del decreto 953 de 2013 en el cuál, la gobernación y el municipio de Aguachica,  deben disponer un porcentaje no inferior al 1% de sus ingresos corrientes para la adquisición y mantenimiento de las áreas de importancia estratégica para la conservación del recursos hídricos abastecedores de acueductos municipales, como lo es,  la Cuenca de  la quebrada Buturama, que surte de agua al acueducto municipal de Aguachica.

Actualmente se recuperó la confianza entre la autoridad ambiental y los campesinos de la cuenca alta y media de la Quebrada buturama, quienes manifestaron que nunca se había dado un proyecto tan minucioso y acogedor, al principio era difícil creer por experiencias pasadas que no les llegaban con la realidad, y aseguraron que en esta primera etapa han logrado crear confianza y credibilidad en el proyecto, esperan que en el próximo año se pueda lograr una segunda etapa para que sean vinculadas muchas más familias. En el acto de clausura participó el Alcalde electo Henrry Alí, quien se comprometió con la vinculación a este proyecto de conservación y recuperación de la Quebrada Buturama con las familias campesinas.

IMG_1762

Captura de pantalla 2015-10-07 a las 14.02.00