Con la meta de construir una Colombia con legalidad, emprendimiento y equidad, el Gobierno del presidente Iván Duque iniciará el martes 5 de febrero de 2019, “la prueba de fuego” en el Congreso para darle vida al Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, que le permita a mediano y largo plazo construir un cambio social en el país.

El Plan Nacional de Desarrollo fue aprobado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES)se sustentará en una nueva visión de las regiones, plasmada en 10 capítulos especiales, que en palabras del Jefe del Estado en diálogo con POLITIKA.COM. CO es un pacto por la igualdad de oportunidades para todos los colombianos en condiciones de legalidad.

“le apuntamos a grandes metas como el aumento de la productividad, la trasformación digital de la sociedad y el acceso masivo a la educación superior de jóvenes pobres y vulnerables y la sostenibilidad del sistema de salud con calidad”, dijo

El Plan Nacional de Desarrollo tendrá Plan Plurianual de Inversiones que asciende inicialmente a 1.100 billones de pesos, de los cuales más de 530 billones, cerca del 50 por ciento estarán dirigidos a programas y políticas para el logro de la equidad social.

Frente al reto de reducir la pobreza, el Gobierno prevé disminuirla del 26.9 por ciento en 2017 a 21.0 por ciento 2022. “En pobreza extrema monetaria el PND tiene proyectado bajarla de 7.4 por ciento en 2017 a 4.4 por ciento en el 2022, lo que representa una variación de 3 puntos porcentuales”.

En el PND se contempla, además, disminuir la pobreza multidimensional del 17.0 por ciento en el 2017 a 11.9 por ciento en el 2022, para un descenso de 5.1 puntos porcentuales.

En crecimiento de la productividad, la meta del Plan Nacional de Desarrollo es aumentar a 1.1 puntos porcentuales al finalizar el Gobierno Duque en el 2022, mientras en inversión se busca subir del 22.3 por ciento al 26 por ciento del Producto Interno Bruto.

En el empleo, crear 1.6 millones adicionales de puesto de trabajo en 4 años, al tiempo que en el sector de educación, la meta es alcanzar 2.2 millones de cupos de educación social y 840.0000 más en preescolar. La meta es beneficiar a 336.000 estudiantes pobres y vulnerables con acceso a educación superior

PACTOS REGIONALES

El Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 hace una apuesta a fortalecer la descentralización y empoderamiento de las regiones. Una agenda que busca conectar territorios, gobiernos y poblaciones para reducir los índices de pobreza, mejorar la provisión de servicios públicos y ampliar la cobertura en educación y salud.

También  aborda la defensa del medio ambiente, crear un escenario para construir asentamientos legales, garantiza la convivencia pacífica y el desarrollo sostenible, conforma ejes de competitividad y estimula la innovación, la ciencia y tecnología.

El debate y estudio del PND que se inicia en el Congreso, tendrá diferentes lecturas por parte de los senadores y representantes, al igual que de los gremios, la academia y los ciudadanos.

En esa línea el senador Berner Zambrano del Departamento de Nariño (Partido de la U) consideró que el gran reto y oportunidad del Gobierno Duque será “conectar con la población vulnerable con el aparato productivo de Colombia, que debe estar acompañada de una propuesta de formalización laboral, aumentar la inclusión es urgente y necesario”

Desde el departamento de Boyacá, el abogado Edwin Pérez llamó la atención del cuerpo legislativo y del Gobierno en abrir una ventana a la ciencia y tecnología en el Plan Nacional de desarrollo. “Es importante que en el PND acercar a los ciudadanos a la creación de políticas públicas y fortalecer el vínculo entre lo urbano y rural. Creemos que es la oportunidad para que los departamentos y en particular Boyacá eleven su funcionalidad, bajo el entendido que las zonas urbanas apoyen el progreso de las rurales e integrarlos como parte como parte del país”, anotó

Sus palabras, refuerzan la tesis de varios estudios públicos y privados, sobre la importancia que el Estado trabaje en la reducción de la desigualdad, el incremento de la formalización laboral y la eficiencia del gasto público.

En ese contexto, el Edil de Cartagena Juan Carlos Zárate anunció que el Caribe y en particular los habitantes de la capital del departamento de Bolívar, “observarán con atención el estudio, debate y aprobación del PND, del que indicó debe sustentarse en el fortalecimiento desde el sector público por una agenda que fortalezca la descentralización y la autonomía territorial. El Gobierno se ha concentrado en ordenado la casa y fijar sus prioridades. Hay mucha esperanza en la región Caribe y Cartagena sobre el Plan Nacional de Desarrollo, que debe contar con un alto componente de defensa del medio ambiente”.