Tumaco es conocida como la cuna de grandes futbolistas, entre sus playas y calles crecieron figuras como Willington Ortiz, Leider Preciado, Jairo Castillo, Pablo Armero y Carlos Darwin Quintero. Hoy gracias a las Escuelas Deportivas para la Paz se están formando los futuros del balompié colombiano.

Bajo el sol resplandeciente, típico del municipio nariñense, una mujer de trenzas largas y rojas observa con ojos de amor a dos pequeños que entrenan fútbol sobre el pavimento de la cancha de la comuna 3 de Tumaco. Un espacio que se ha tomado mañana y tarde una de las 19 ESDEPAZ de este municipio.

Ella es Yamilet Melo Mosquera, madre de Alan y Cristian quienes todas las mañanas asisten a las prácticas con la pecosa para ser las futuras promesas del fútbol del país. Para esta mujer de 30 años la violencia ha sido una constante en su entorno, pero esa misma mala experiencia de vida es la que le permite hoy brindarle una historia distinta a sus pequeños.

«La violencia que nosotros vivimos son personas que son delincuentes, que mantienen armados y el programa hace que nuestros niños no miren esa violencia y que no lo tomen como ejemplo», asegura Yamilet, esperanzada y convencida que el deporte es el mejor camino hacia un mejor futuro. (Escuchar audio)

Es que las Escuelas Deportivas para la Paz han traído al municipio una luz de esperanza, en donde el fútbol repara tejido social, fortalece lazos, enseña valores que solo el deporte puede hacer, y quizás lo más importante, aleja a estos niños, niñas, adolescentes y jóvenes  de la violencia que pueden encontrar en la esquina de sus casas.

Por eso es tan importante la labor realizada por el programa, y uno de los 19 monitores que hacen parte de este proyecto en esta zona del país es Onnis Javier Cortés, quien reconoce el cambio social que se vive: «Ha sido un factor muy importante en nuestra comunidad y nuestro sector con relación a los valores, el comportamiento y la disciplina y el orden de los niños. Queremos que sean personas y luego deportistas». (Escuchar audio)

Es así como la esperanza se está fortaleciendo, Tumaco está renaciendo gracias a las ESDEPAZ, el fútbol se convierte en el transporte hacia grandes sueños, la Perla del Pacífico ve de nuevo como en sus playas y calles se están formando las futuras estrellas del deporte colombiano que corren con pasión mientras la pelota rueda.

 

Prensa Coldeportes

http://www.coldeportes.gov.co/index.php?idcategoria=91157