El presidente explicó que esa medida, tomada por la pandemia del coronavirus, entrará en vigencia este fin de semana. Además, se mantendrá por 30 días.

Iván Duque aseguró que esa medida es “muy dura” porque él es uno de los que ha defendido el regreso de los connacionales que están fuera del país, pero tiene la intención de evitar la propagación del coronavirus, que ya contagió a más de 100 personas en Colombia.

Tampoco permitirá que los viajeros lleguen a los aeropuertos del país para continuar sus caminos a otras naciones.

“Aquí tenemos todos que pensar en función en nuestro país. […] Voy a tomar la decisión de, por un periodo de 30 días, suspender el ingreso de viajeros internacionales a Colombia. Es una medida dolorosa, pero que se hace necesaria”, manifestó el presidente.

La drástica decisión se toma, indicó Duque, por los colombianos y extranjeros residentes en Colombia que llegaron del exterior e incumplieron la medida obligatoria de autoaislarse por 14 días, poniendo en riesgo a los demás ciudadanos.

“Necesitamos una ética ciudadana. No se puede estar persiguiendo a todos los días a todo el que se va, a ver si está protegiendo su salud y la de sus seres queridos”, agregó el mandatario.