Hoy sábado, después del progreso en la agenda con el tema de víctimas, las FARC anunciaron desde La Habana que «se empleará a fondo» en la generación de un pacto que permita finalizar los enfrentamientos.

De esta manera, se abre la discusión sobre dejación de armas, el penúltimo punto en la agenda de los acuerdos.

Sergio Ibáñez, del equipo negociador de las FARC, anunció que «al tiempo que estamos dando cierre al punto sobre víctimas, hemos construido la plataforma de análisis del tema del fin del conflicto». De igual forma, el grupo guerrillero convocó a un debate nacional desde el lunes sobre sus propuestas del cese bilateral  y participación política.

Con base en lo anterior, se espera que pronto el Gobierno informe a la ciudadanía sobre el acuerdo en torno a las víctimas del conflicto armado, el cual incluye los procesos de verdad, de reparación y garantías de no repetición.

También se espera una definición sobre la jurisdicción especial, las penas alternativas de reclusión, los procesos de amnistía para aquellos que no cometieron crímenes graves, y principalmente, el trato para los responsables delitos graves.

Al pasar a dejación de armas, el Gobierno y las FARC negociarían el fin del enfrentamiento y el mecanismo de refrendación de los acuerdos, un punto álgido en todo el proceso, debido a la insistencia de las FARC sobre la realización de una Asamblea Constituyente frente a la promoción continua del Gobierno del plebiscito, ya aprobado por el Congreso de la República.