CORPOCESAR, dentro del marco del convenio de concertación para una Producción Más Limpia, adelantó un convenio de cooperación con la Federación Nacional de Cafeteros (Comité Departamental Cesar – Guajira) para adelantar los procesos correspondientes para el desarrollo de actividades que identifiquen la problemática ambiental generada en las fases de producción del sector cafetero y que sean factibles de solucionar con proyectos de alianzas estratégicas.

El objetivo del convenio es aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros para la implementación de Tecnologías Limpias tendientes a la aplicación de las Políticas de Producción y Consumo Sostenible, mediante la instalación de beneficiaderos ecológicos de café en la zona rural del municipio de Manaure – Cesar – Ecorregión Estratégica de La Serrania del Perijá.

Dentro de los problemas identificados se encuentra la contaminación ocasionada por los procesos de beneficio del café en las veredas del municipio de Manaure, las cuales no tienen un uso controlado del recurso agua y generan vertimientos con elevadas contaminantes a los cuerpos receptores.

La contaminación generada por el beneficio tradicional del café, ocasiona en la zona de ubicación de las fincas cafetera,  perjuicios a las aguas tales como:

  • Deterioro de la calidad del recurso.
  • Alteración en las poblaciones de animales acuáticos y de las plantas por falta de oxígeno y alta acidez de los desechos.
  • Alteración de la calidad del aire por la generación de olores ofensivos.
  • Deterioro del paisaje.
  • Alteración de las condiciones fisicoquímicas del suelo por la acides de los desechos del proceso de beneficio del café.

Esta situación, que a través de los años se ha hecho insostenible, ha deteriorado al punto de sequía de algunos cuerpos de agua aledaños a beneficiaderos en la zona del municipio de Manaure. Por esta razón, se ha recomendado a los caficultores transformar los beneficiaderos tradicionales en beneficiaderos ecológicos, contribuyendo con este proceso al mejoramiento del medio ambiente y el rendimiento de sus procesos productivos, generando utilidades a través de la reducción de costos por aprovechamiento de materia para fertilización y abono.

El Director de CORPOCESAR, Kaleb Villalobos Brochel, manifestó que “los beneficiaderos ecológicos reducirán en un 90% el uso y la contaminación del agua logrando que con el beneficio ecológico se utilice el agua necesaria para procesar o transformar el café”.

Con la implementación de los beneficiaderos ecológicos se producirá café de óptima calidad sin utilizar productos agroquímicos aprovechando los residuos de pulpa, mucílago como abono y fertilizantes. Además de esto, se busca mejorar los niveles de calidad de vida en los habitantes de la zona ya que se generaría agua potable y apta para el consumo humano.