Con el objetivo de sensibilizar a la población general sobre el diagnóstico y los impactos esperados en los territorios frente a la actividad del fenómeno de El Niño, funcionarios de la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar participaron del conversatorio “Todos Preparados Frente al Fenómeno de El Niño” donde presentaron los avances en los planes y acciones que desde la autoridad ambiental se vienen implementando para reducir los efectos en la temporada de sequía.

En el evento se analizó la problemática del fenómeno ya que existe un 80% de probabilidad frente a la ocurrencia de esta condición climatológica en la región Caribe, en los meses de diciembre de 2018; enero y febrero de 2019 con una leve posibilidad de disminuir en un 55 a 60% para marzo. “Con los Vigías, las Brigadas Forestales y el Plan de Acción se busca que el campesino, la sociedad civil y el sector privado entiendan que esto es muy crítico y ellos deben tomar acciones de preparación para mitigar la incidencia de este fenómeno de El Niño”, expresó el miembro de la unidad del Componente de Incendio Forestal de Corpocesar, Horacio García.

Según las alertas del IDEAM el Cesar es uno de los departamentos con alerta roja, ya que 16 de sus 25 municipios registran alto impacto de este fenómeno. García informó que, actualmente, lCorpocesar, viene articulando acciones con la Oficina de Riesgo Departamental para regular y dar a conocer el Plan de Acción en los municipios que están dentro de esta zona de alta incidencia. Así como, la articulación con los Organismos de Socorro y Emergencia, la Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático de la Gobernación del Cesar y de los municipios.

El funcionario de Corpocesar, hizo un llamado a la prevención ya que en el 2018 se registraron 200 incendios forestales afectando a una cantidad considerable de hectáreas quemadas en todo el departamento siendo este año un periodo neutro de fenómeno ENOS (El Niño – Southern Oscillation, por sus siglas en inglés) coincidiendo con la temporada seca.

Por su parte, el meteorólogo del IDEAM, Juan Camilo Pérez, durante su presentación destacó que el Instituto viene realizando una serie de estudios con relación al comportamiento del clima en la zona donde se determinó el descenso de la cota del Río Magdalena, “en algunos lugares tenemos acumulado 50 milímetros de precipitación mensual y pudieran reducirse drásticamente de acuerdo a la intensidad que tengamos del fenómeno, es decir, es como si regáramos un litro de agua en un metro cuadrado de suelo”, explicó Pérez.

El meteorólogo del IDEAM reiteró las recomendaciones para evitar afectaciones irreversibles, “desde el sector agrícolarecomendamos utilizar semillas resistentes a verano, realizar cultivos de agua aprovechando las aguas lluvias que se presenten y evitar la quema de basura en áreas que puedan ocasionar incendios”, detalló Pérez quien instó, a estar atentos a los boletines del IDEAM ya que por ahí se están emitiendo, diariamente, alertas por incendios y deslizamientos.