Desde que entró en vigencia la Ley Anti contrabando, 741 personas han sido capturadas y se han aprehendido mercancías por valor de $295.029 millones.

Bogotá D.C., 5 de octubre de 2016.- Destrucción de empleo, perdida en el recaudo de impuestos, desequilibro en las prácticas empresariales y facilitación de otros delitos como el lavado de activos, la corrupción y el narcotráfico, son algunos de los daños que le deja el contrabando a Colombia.

Así lo expresó la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, durante la realización del primer encuentro de la Alianza Latinoamericana Anticontrabando -ALAC-, organizado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi.

“El contrabando es un flagelo contra el desarrollo en un país que está buscando la equidad y el equilibrio de la cancha de juego a nivel empresarial. Es por ello que desde el Gobierno, junto al sector privado, seguimos trabajando para erradicarlo”, afirmó Lacouture.

Dentro del esfuerzo institucional para luchar contra el contrabando, la Ministra Lacouture destacó la puesta en marcha de la ley Anticontrabando, que entró en vigencia en julio de 2015, y que ha permitido la captura de 741 personas vinculadas a bandas criminales dedicadas a este delito, además de lograr aprehensiones en todo tipo de mercancía por valor de $295.029 millones.

Otros resultados que deja la ley, gracias a las acciones que realiza la Policía Fiscal y Aduanera, la DIAN, la Superintendencia de Industria y Comercio y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo son:

 

  • 741 personas capturadas, incremento del 145%.

 

  • 824 vehículos, aumento del 42%.

 

  • 750.849 galones de hidrocarburos, 31% adicional.

 

  • 6’023.153 cajetillas de cigarrillo, variación del 17%

 

  • 2.697 cabezas de ganado, incremento del 49%.

 

  • 279.344 unidades de cerveza, evidenciando un aumento del 12%.

 

  • 287.445 litros de licor, variación del 17%.

La Ministra resaltó también la estrategia ‘Brigadas por la Legalidad’, con la cual, además de atacar el flagelo directamente en los establecimientos, fomenta la cultura de la legalidad y las buenas prácticas comerciales para un comercio justo. Todas las semanas se llevan a cabo operativos para enfrentar este delito.

“El contrabando entorpece el desarrollo productivo. Le cuesta a los colombianos $1 billón que se dejan de percibir en materia de impuestos, frenando el desarrollo y el bienestar. Además de que también atenta contra el empleo, haciendo que se pierdan 500.000 al año”, puntualizó la Ministra Lacouture.

En su intervención, la funcionaria también destacó la importancia de llevar a cabo procesos de intercambio de información entre las aduanas de los países, para cruzar datos clave, como por ejemplo, sobre qué productos salen de un puerto y qué se reporta al llegar al punto de destino.

“Lideramos  a nivel internacional un trabajo con la Organización Mundial del Comercio, para que el comercio ilícito se incluya en la agenda de los países y trabajemos políticas internacionales unificadas, por ello la Alianza Anticontrabando es de gran importancia para eliminar este flagelo”, concluyó la Ministra Lacouture.

 

 

.