Luego de una reunión de casi cuatro horas con el expresidente Uribe y otros dirigentes que apoyaron el No, el Jefe del Estado dijo que todos quieren la paz  a pesar de las diferencias y se va a trabajar con voluntad y celeridad para lograrla  estas son sus declaraciones:

 

«Como lo anuncié el domingo, luego de los resultados del plebiscito, es mi obligación como Presidente buscar caminos para la unión y la reconciliación de la nación.

Como Jefe del Estado tengo igualmente la obligación de preservar el orden público, garantizar la tranquilidad de los colombianos y buscar y negociar la paz. Mantengo todas las facultades que me da la Constitución para lograr ese mandato, deber de todo gobernante.

En el marco de esas facultades y obligaciones, prorrogué el cese al fuego y de hostilidades bilateral, el cual puede ser renovado y extendido para garantizar y preservar el principal avance logrado en la negociación: el fin de la violencia y la tranquilidad de los colombianos.

Por otro lado, para abrir un nuevo espacio de diálogo nacional y de unión alrededor de la paz tan anhelada por todos los sectores, inicié desde el mismo lunes contactos con los diferentes sectores que se pronunciaron por el no.

Mi propósito es escucharlos, atender en la medida de lo posible sus observaciones y propuestas de ajuste para encontrar un camino que nos permita no sólo culminar el acuerdo de paz con las FARC, sino fortalecerlo.

Ayer me reuní y escuché a los dirigentes gremiales, tanto a los que apoyaron el Sí, como a los que promovieron el No. Encontré en todos ellos un ánimo constructivo y una real disposición a aportar su concurso para lograr el acuerdo de paz. Todos quieren la paz.

Igualmente, en el día de ayer, me reuní con voceros representativos de diferentes iglesias cristianas, entre las que se encontraban voceros del Sí y del No.

Con los del No, identificamos que muchas de sus preocupaciones están en puntos que requieren aclaraciones o precisiones. Hoy mismo empezamos a trabajar con ellos para concretar esos puntos y resolver sus inquietudes.

Esta mañana escuché atentamente al Ex presidente Pastrana. Quiero agradecerle su generosa actitud y disposición a contribuir a salvaguardar el proceso en este momento histórico.

Establecimos que el punto de contacto será el ex comisionado de paz Camilo Gómez, y por parte del Gobierno, Frank Pearl y el Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas.

Luego nos reunimos con el Ex presidente Uribe y sus acompañantes. A esa reunión también asistieron otros promotores del No como la Doctora Martha Lucia Ramírez, y el Doctor Alejandro Ordoñez. A todos ellos les agradezco su buena disposición.

Escuchamos por cerca de cuatro horas con mucha atención sus inquietudes.  Todas ellas, y otras que no se trataron, se analizarán en el marco de la comisión acordada. Esta interlocución comenzará mañana.

Me propongo seguir reuniéndome con otros voceros del No para escucharlos. Con Francisco Santos me reuniré la semana entrante.

Todo esto deberá, como es natural, ser tratado con la delegación de las Farc en La Habana.

Colombianos,

Estamos muy cerca de lograr la paz. Una paz estable, duradera y con un apoyo ciudadano más amplio.

Si todos tienen esa voluntad y contribuyen con responsabilidad, realismo y celeridad, lo conseguiremos.

Quiero insistir en el tema de la celeridad. La administración del cese al fuego y hostilidades en las condiciones de incertidumbre actuales, conlleva muchos riesgos.

Le agradezco a las Naciones Unidas que haya manifestado que continuará con su presencia por un tiempo. Entiendo su llamado a que en la incertidumbre no podrá permanecer indefinidamente.

Quiero agradecer a la comunidad internacional que ha expresado, desde el domingo mismo, su voluntad de seguir apoyando a Colombia en la búsqueda y consolidación de la paz.

En este momento debemos todos deponer los antagonismos, las rencillas y unirnos como nación en aras del bien común.

Consolidar y fortalecer la paz es el camino que debemos recorrer como nación. Es mi obligación constitucional y MI CONVICCIÓN PROFUNDA. Persistiré con todas mis fuerzas, con responsabilidad y con decisión en ese propósito.

A los millones de colombianos que votaron Sí el domingo, a todos los que han reiterado su compromiso y su voluntad de trabajar por la paz, les digo con firmeza y claridad:

¡PERSEVERAR! ¡PERSEVERAR! ¡PERSEVERAR!

¡LA PAZ DE COLOMBIA ESTÁ CERCA Y LA VAMOS A ALCANZAR!