Vladimir Putin tomó la decisión, luego que el Presidente Sirio Bashar al Assad  le solicitara ayuda para la lucha contra los terroristas del Estado Islámico. Esto en medio de la guerra en este país, en la cual el único aliado del Gobierno de al Assad es Rusia, al estar este combatiendo en tres frentes: ISIS (o Estado Islámico),  Jabhat al Nusra (ligado a Al Qaeda) y el Free Syrian Army (FSA, defectores del gobierno y grupo  que cuenta con gran apoyo internacional).

Hasta hora, las acciones contempladas son bombardeos de la fuerza aérea rusa contra objetivos  y posiciones del EI, sin incluir hasta el momento una operación terrestre. «El único modo de combatir a los terroristas es actuar con anticipación y eliminarlos en los territorios ocupados», declaró el mandatario ruso.

Aún no se conoce la duración de estos ataques a los miembros del EI, debido a que es información estratégica y no está disponible dijo un vocero del Gobierno ruso. Hasta el momento, los bombardeos han logrado destruir por completo los puestos de mando yihadistas en las montañas sirias. Además del Ejército sirio, Irán e Irak también ayudarán en la operación a través de un centro de intercambio de información en Bagdad.

Frente a la legalidad de la intervención rusa: las operaciones en territorio de otro país solo pueden darse basadas en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU o en una solicitud de las autoridades legítimas de un país involucrado. En este caso Rusia cuenta con una solicitud directa del Presidente de Siria, al Assad, para que amplíe su asistencia militaren la lucha contra el terrorismo. Por eso, el vocero ruso Dimitri Peskov, afirma que Rusia será el único país que dentro de la legalidad participe en estas operaciones.

En cuanto a Estados Unidos y sus aliados, el administrador del Kremlin Serguei Ivanov, afirma que: “ustedes saben muy bien que los territorios de Siria e Irak (y otros países de Oriente Medio se sumarán a esta lista posiblemente en el futuro próximo), están siendo bombardeados por misiles y bombas de EE.UU. Francia recientemente emprendió acciones similares y Australia y otros países anuncian lo mismo. Pero me gustaría mencionar un punto importante: todos estos actos se cometen eludiendo el derecho internacional.”

Esta posición rusa, a pesar del consenso mundial de generar una amplia coalición en contra del terrorismo, se basa en los distintos métodos de las dos potencias en lograrlo. Mientras la posición rusa consiste en respetar la soberanía siria con el fin de evitar que un tercer grupo se apodere del Gobierno y genere un mayor vacío de poder en la zona, la posición de Estados Unidos consiste en combatir simultáneamente con el terrorismo y el Gobierno sirio, apoyando las acciones precisamente del FSA. Sin embargo, esta organización debido a su estado de desorden ha sufrido defecciones hacia los grupos islamistas, alimentando ya sea la célula local de Al Qaeda o ISIS. De igual manera, a pesar de que se ha hecho un llamado a abrir canales de comunicación entre las fuerzas rusas y americanas, no queda claro el camino de la coalición global propuesta, teniendo en cuenta que la mejor estrategia hasta el momento sería unir fuerzas en contra de ISIS, usar a Jabhat al Nusra en su contra, y lidiar con el gobierno sirio una vez se tengan resultados concretos en la guerra contra el terrorismo.

bombardeos en siria 2