Los movimientos y localización de Osemah Elhassen habrían quedado en evidencia gracias a una plataforma de mensajería creada por el FBI y la Policía Federal de Australia.
En cumplimiento de una orden de captura expedida por la Fiscalía General de la Nación, la DIJIN – Interpol de la Policía Nacional ubicó en Bogotá al ciudadano australiano Osemah Elhassen, quien es pedido en extradición por una corte del Distrito Sur de California.

Esta persona es requerida para comparecer en juicio por cargos relacionados con concierto para ejecutar y participar en una organización criminal, a través de un patrón de actividades de crimen organizado.

De acuerdo con la solicitud de Estados Unidos, desde octubre de 2019, Elhassen haría parte de una red trasnacional que sería responsable de distintas actividades ilícitas como tráfico de estupefacientes. Algunos de los contactos de esta organización estarían en países de Europa, Asia y Suramérica.

Recientemente, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) informó que detectó la ubicación del ciudadano australiano y de más de 500 integrantes de estructuras ilícitas, gracias a la puesta en marcha de una plataforma de mensajería por celular denominada ‘ANOM’. Este sistema, creado en conjunto con la Policía Federal de Australia, fue distribuido de manera focalizada y secreta a diferentes grupos criminales en el mundo como un supuesto mecanismo de comunicación seguro.

En realidad, los datos e información que se compartían por esta herramienta eran conocidos por las autoridades de Estados Unidos, que la operaron encubierto.

La Dirección de asuntos Internacionales de la Fiscalía, por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores, comunicó a la Embajada de los Estados Unidos sobre la captura de Osemah Elhassen para los fines de la formalización del pedido de extradición dentro del término establecido por la ley.