El director del portal La Nueva Prensa habría recibido una gruesa suma de dinero y tiquetes aéreos para, supuestamente, desprestigiar a la Fiscalía y a quienes iban contra el empresario

Luego del preacuerdo al que llegó el empresario Carlos Mattos con la Fiscañía GwnweL POR CORRUPCIÓN JUDICIAL recientemente se conoció la extensa misiva en la que el hoy retenido por las autoridades colombianas se disculpa por manipular a jueces de Bogotá, pagarle al periodista Gonzalo Guillen para desprestigiar a la Fiscalía, entre otros.

El hombre no solo aceptó su responsabilidad en varios de los delitos por los que el ente investigador lo indaga, sino que también los citó: utilización ilícita de redes de comunicación, acceso abusivo a sistema informático, daño informático.PUBLICIDAD

Mattos recordó cuando salió de la universidad y de cómo llegó a estar al frente de la empresa Hyundai. Recordemos que al empresario se le señala de pagar cerca de 2.600 millones a dos jueces de Bogotá y varios funcionarios de la rama judicial para conseguir que fallaran medidas cautelares a favor de la empresa mencionada cuando la dirigía; así lo reconoció:

“Realicé una serie de acercamientos ilegales con los señores Dagoberto Rodríguez Niño, oficial mayor del Juzgado Sexto Civil del Circuito y Reinaldo Huerta, juez sexto civil del circuito de la ciudad de Bogotá, a través del abogado Luis David Durán Acuña, quienes accedieron a cambio de contraprestación económica a decretar una medida cautelar ante la demanda que estaba proyectando mi equipo”, señaló Mattos en su misiva.

Más adelante, Mattos reconoció que “pagó unos dineros a servidores públicos que laboraban en el área de administración judicial”, lo que dejó como resultado beneficios para la demanda contra Hyundai.

En ese aparte aprovechó para recordar las actuaciones “punibles” con las que le pagó al periodista Gonzalo Guillén, director del portal La Nueva Prensa, a quien le habría entregado dineros para, según dijo, hacer quedar mal a la Fiscalía colombiana.

“Tomé la decisión de acudir a los servicios del periodista Gonzalo Guillén, quien ya venía realizando investigaciones en contra del grupo Eljuri, a través de publicaciones y exposiciones mediáticas para que buscara la manera de desacreditar y encontrar la manera de que perdieran credibilidad Eljuri y funcionarios de la Fiscalía”, sentenció el investigado.

De hecho, Mattos se atrevió a revelar que por las actuaciones en las que Guillén le colaboró le pagó, presuntamente, 20 millones de pesos colombianos y que incluso le habría dado varios tiquetes de avión para su movilización. “Me eran solicitados por dicho periodista”, añadió.

Además, el exdirector de Hyundai dijo que todas esas actuaciones están alejadas de lo que le enseñaron en casa y lo que representa la empresa por la que ahora enfrenta los cargos antes citados; dice que sus delitos afectan “la imagen de la administración de justicia y de quienes la representan”.

Finalmente, antes de terminar con su firma y cédula, Carlos Mattos se excusó con su familia, con el país, con la Rama Judicial y con las autoridades nacionales por varios de los delitos que, pese a que ya han sido probados, siguen siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación y dijo que no volvería a cometerlos.

“Ofrezco disculpas (…) a todas las personas que se pudieron ver afectados con mi ilícito proceder , por los perjuicios que haya causado; asegurándoles que no volveré a cometer ningún comportamiento ilegal o ilícito y esperando que la sanción a la que me he hecho acreedor, se convierta en un ejemplo claro y directo que, bajo ninguna circunstancia, se debe corromper la administración de justicia”, concluyó Mattos.

Aquí la carta completa:

Carta Carlos Mattos by on Scribdhttps://es.scribd.com/embeds/556214954/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-hXGqeOuNOC5DEOsi6Fw4

Recordemos que el pasado 20 de enero, el periodista Guillén le envió una carta al empresario, a través de su cuenta de Twitter, exigiéndole que explique las graves acusaciones que hizo en su contra: le pidió que entregue las pruebas y aprovechó para recordarle los delitos por los que hoy hace el mea culpa.Guillén / TwitterGuillén / Twitter