En diálogo con La W desde la Gobernación de Cundinamarca, el gobernador Nicolás García se refirió al avance del plan de reactivación del turismo y la economía en el departamento, tras la crisis derivada del COVID-19.

Así, el funcionario manifestó: “La gente quiere salir, pero cerca, solo con su núcleo familiar, y esos desplazamientos tienen como destino cualquier municipio de Cundinamarca. Tenemos casi todos los pisos térmicos”.

Por otra parte, sobre la promesa de anteriores gobernaciones respecto al acueducto La Mesa-Anapoima, que incluso estuvo en manos del controvertido Grupo Nule, el mandatario departamental se refirió a las dificultades que ha atravesado este proceso contractual:

“Ese ha sido un hito para todos los cundinamarqueses, en especial para quienes visitan la provincia del Tequendama (…) estábamos dependiendo de un concepto del Ministerio de Vivienda que dijera con qué recursos adicionales se deja funcional la obra; este salió el pasado 10 de diciembre. En 11 meses se tendrá la terminación de esa obra”.

Con respecto a la conexión desde y hacia Bogotá, el gobernador García hizo un balance: “Un día después de ganar la elección, con la alcaldesa Claudia López pusimos unos puntos claros y no negociables entre Cundinamarca y Bogotá (…) hoy comienza en plenaria del Senado el último debate para constituir la región metropolitana, cuyos aspectos fundamentales son transporte y seguridad alimentaria”.