En medio de la crisis de logística mundial por los contenedores, otro de los sectores afectados es el del papel. De hecho, las pequeñas empresas señalan que se han visto afectadas por la falta de materiales y el incremento de los precios.

“Hemos tenido que pagar altos costos para poder tratar de cumplir a los clientes. En este momento dicen que a partir de enero no habrá más material, entonces no sabemos cómo vamos a seguir trabajando. Somos medianas empresas que vamos a tener que cerrar”, aseguró Patricia Otavo, de la empresa Color Gráfico.

Tatiana Duarte, presidente de Andigraf, señaló en diálogo con La W que se acumularon una cantidad de pedidos tras el paro nacional. Esto, sumado a la crisis de los contenedores, ha hecho que impacte en los costos de los productos que reciben los consumidores.

Además, Duarte aseguró que en el país no solo está la empresa de papel Propal sino que existen varias empresas para proveedor. “Se observó un incremento en los precios. Nosotros hicimos una encuesta a la industria y vimos que más del 88 por ciento de los encuestados tuvo problemas de abastecimiento y el 100 por ciento de los que entrevistamos sufrieron un impacto en más del 20 por ciento en los precios”.

Entre tanto, ante la duda de si habrá suficientes libros para Navidad y útiles escolares, Duarte aseguró que las actividades de impresión están creciendo: “Las empresas impresoras están logrando reactivarse y normalizando poco a poco, eso nos permite tener cierta tranquilidad”.