Barbosa tuvo una reunión de empalme con los magistrados. La decisión se da tras la renuncia de Uribe a su curul en el Senado.

Una reunión de empalme tuvo lugar este lunes entre el fiscal General, Francisco Barbosa, y los magistrados  de la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, luego de que el alto tribunal decidiera trasladar el proceso por el que investiga al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

De manera atípica hubo una sala extraordinaria para debatir qué pasaría con el expediente del exsenador y líder del Centro Democrático en el marco del proceso por presunto soborno y manipulación de testigos, luego de que Uribe Vélez renunciara a su curul en el Senado. 

Los magistrados de esta sala, de hecho, se habían reunido la semana pasada para debatir el tema. Sin embargo, no habían logrado llegar a un consenso.

La defensa del expresidente alegaba que la Corte Suprema, que ordenó la detención de Uribe el pasado 3 de agosto, perdía la competencia. 

El alto tribunal estaba a cargo del caso porque cuando se abrió el expediente Uribe era senador. 

Tras la medida de casa por cárcel ordenada por la Corte, el exmandatario decidió renunciar al Senado.

Así las cosas, su defensa reiteraba que el caso debía pasar entonces a la Fiscalía General de la Nación.

Semanas atrás, también la Procuraduría señaló que  tras la renuncia de Uribe el caso debía quedar en manos del ente investigador y acusador. 

“La Corte perdió la competencia para continuar con los procesos que tengan relación con delitos comunes”, expresó en su momento el Ministerio Público.

Así las cosas, el jefe de la Fiscalía ya sostuvo una primera reunión con los magistrados de la Corte para hablar del proceso y poder hacer el empalme.  No obstante, aún en horas de la noche de este lunes, la defensa de Uribe no había sido notificada aún de esta decisión.  

Los abogados del exsenador han cuestionado en reiteradas ocasiones al alto tribunal. Incluso el mismo Uribe expresó  sentirse secuestrado al referirse a la medida de casa por cárcel dictada por la Corte y refutó la imparcialidad de la misma.