Para las comunidades aguas abajo del proyecto Hidroituango ha sido un proceso de choque e impacto ver la transformación, que por obra del ser humano, ha tenido el río Cauca en solo tres días, y la aparición de peces muertos es la cara más visible de esta emergencia ambiental.

En total, según EPM, han sido sacados del río 34.231 peces muertos, y los pescadores y personal contratado han rescatado con vida y devueltos al agua 137.028 animales.

Los habitantes de Puerto Valdivia y Caucasia han expuesto por todos los medios las afectaciones que les ha dejado la reducción del caudal porque, entre otras cosas, no han podido pescar y tampoco adelantar actividades como el barequeo que son la principal fuente de trabajo en esta localidad.

“Nos están quitando todo, nuestro patrimonio es el río y hasta eso nos lo arrebataron, no tenemos de qué vivir, estamos desesperados, el río es nuestro patrón y nos lo están quitando”, manifestó uno de los pescadores afectados.

Estas comunidades aguas abajo del proyecto confían en que la normalidad vuelva pronto aunque reconocen que sus municipios jamás volverán a ser como antes de Hidroituango.

“La mortandad de peces que hay es muy grande. Ver el río ahora es como mirar una quebrada (riachuelo)”, dijo a Efe el presidente la Asociación de Mineros y Pesqueros Artesanales de Puerto Valdivia (Ampa), William Gutiérrez. La imagen de los peces atrapados entre el lodo y las rocas tiene a los habitantes de las poblaciones ribereñas con “dolor” e “incertidumbre” por un daño que parece irreversible y que incluso llevó a pescadores en Caucasia a realizar un funeral simbólico del río Cauca. “El río está muriendo lentamente”, expresó Gutiérrez, quien manifestó que hidroituango, una central eléctrica que tiene como accionista mayoritario a Empresas Públicas de Medellín (EPM), ha provocado un “daño ambiental que no tiene reparación”.

La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) trabaja para mitigar los “impactos negativos” de la emergencia que tiene en riesgo los recursos pesqueros, la seguridad alimentaria de los pescadores y la actividad económica de las poblaciones por la “disminución dramática” del caudal del río. Hidroituango está en emergencia desde mayo pasado debido a diversos problemas geológicos y estructurales que obligaron a EPM a implantar medidas de contingencia como la inundación de la casa de máquinas para evitar que las aguas del Cauca rompieran la presa en construcción.

Recientemente fueron descubiertas fisuras en la casa de máquinas y para vaciarla cerraron las compuertas con el fin de llenar el embalse y luego evacuar el agua por el vertedero, por lo cual la empresa calcula que este viernes se “normalizará” en forma gradual el flujo al río Cauca.

Según EPM, sus ingenieros proyectan tener el domingo en la noche un vertido de 450 metros cúbicos por segundo que corresponde al “caudal ecológico” calculado por las autoridades para mantener vivo al río. Entretanto, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, calificó hoy de “muy grave” la afectación ambiental al concluir un recorrido por Tarazá, Cáceres, Puerto Valdivia y Caucasia, donde además identificó un problema de desempleo “muy grande”.

Pérez señaló que los pequeños mineros no pueden trabajar en un río hecho “un nudo piedras” del que no pueden extraer el oro.
“Acá no solo hay un impacto ambiental muy grave y muy delicado, sino también dolor y sufrimiento en la gente (…) en Cáceres tenemos unos pozos con miles de pescados que se están muriendo”, declaró Pérez a periodistas.

Rodrigo Suárez, director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, dijo  que sí ha actuado frente a este desastre ambiental. “Para nosotros nunca fue una opción los niveles que tenemos en el río Cauca. Hemos estado con el ministro (de Ambiente) en campo, hablado con las comunidades. Se han tomado decisiones”, aseguró. “Se ha hecho un trabajado articulado que ha sido muy importante para la región”, agregó, al decir que su labor ha pasado desapercibida por cuenta de la crisis.

Suárez no habló de cancelar la licencia, pero insistió en que sí se está trabajando en medio de la crisis. “Tenemos una citación a la empresa el próximo lunes”, aseguró el director de la Anla.